Si tienes una flota o vehículos que los empleados de tu empresa disfrutan para llevar a cabo tu actividad empresarial, debes conocer todas las reglas del código de seguridad vial. ¿Sabías que para tu seguridad y la de tus empleados es mejor identificar al conductor habitual de tu vehículo? Hoy en nuestro artículo, vamos a darte las 3 razones de por qué debes hacerlo.

Las infracciones

Si tú eres el propietario del vehículo, pero no eres el conductor es mejor que notifiques a la DGT (Registro de Vehículos de la Dirección general de tráfico) los datos del conductor habitual de tu vehículo, ¿por qué? Porque de esta manera tú no serás quien recibas las multas cometidas asociadas a la matricula, sino que la DGT tendrá todos los datos para identificar enseguida quién es el conductor habitual y, por tanto, quién ha hecho la infracción.

¿Cómo puedes saber si hay multas pendientes de pago asociadas a la matrícula de tu vehículo porque el conductor no te las haya notificado? Puedes consultar las multas de tráfico y todo lo que está asociado a tu vehículo en la web oficial de la DGT, con tu clave de acceso a la Sede Electrónica podrás ver todas las multas notificadas.

Además, para evitar sorpresas ¿sabes que puedes conocer dónde está exactamente la persona que conduce tu vehículo? Como saber dónde está una persona por su móvil puede ser una forma muy simple de conocer las costumbres de quien lo conduce, y evitar así problemas de infracciones y multas.

El seguro

El seguro de tu vehículo es lo que te sacará de algún problema en un determinado momento, por lo que es prioritario que antes de coger, por ejemplo, un seguro de moto barato, leas detenidamente todas las cláusulas que éste contiene para no llevarte un disgusto más tarde.

Por tanto, si ya sabes que tu vehículo será conducido por otra persona es mejor que lo nombres a él como conductor habitual, aunque el coste sea un poco mayor. Elegir un buen seguro hoy es evitar posibles problemas en el futuro.

Vamos con unas preguntas frecuentes que todo el mundo se suele hacer a la hora de contratar un seguro para sus flotas:

  • ¿Qué seguro es mejor si el conductor es joven y no tiene muchos años de carnet? Es mejor elegir un seguro para noveles que uno básico.
  • ¿Qué seguro escoger si van a ser varias personas las que vayan a conducir el vehículo? En este caso, como no hay un conductor habitual único es mejor optar por un seguro de conductor ocasional, así quedarán cubiertas todas las personas que conduzcan ese vehículo.
  • ¿Puedo conducir un coche sin estar en el seguro? Claro que sí, pero cuidado porque si te involucras en un accidente, tu seguro puede que no te cubra todos los costes.
  • ¿Qué pasa si el conductor tiene un accidente? Todos los seguros tienen incluido una cobertura para terceros, pero… ¿qué cubre un seguro a terceros? Simplemente todos los gastos que puedan ocurrir, provocados por el conductor del vehículo. Por eso, aunque parezca algo tan básico, es mejor asegurarse que el seguro esté a nombre del conductor habitual para poder tener esta cobertura y no buscar sólo las compañías de seguros baratas, que pueden esconder sorpresas del último minuto.

El carnet de conducir

Antes de confiar tu vehículo a otra persona, comprueba que su carnet de conducir sea apto. Es decir, para poder conducir algunos vehículos – por ejemplo, las motos de grandes cilindradas o camiones – necesitas un carnet de conducir específico y debes asegurarte de que verdaderamente la persona que va a ser el conducir habitual del vehículo lo tiene vigente.

La Sede Electrónica de la DGT puede ayudarte con este tema. Aquí puedes hacer todo tipo de consultas como, por ejemplo, “¿cómo saber los puntos del carnet de conducir vigentes de una persona?”; así como leer todas las respuestas a tus preguntas habituales como, por ejemplo, “¿cómo recuperar puntos del carnet?” y/o “¿qué hacer en caso de pérdida del carnet de conducir?”

Ahora que ya sabes las claves básicas para gestionar eficazmente tu vehículo y la persona que lo conduce, no olvides que es más importante de lo que piensas conocer todos los detalles, ¡hasta los más mínimos!

Pin It on Pinterest

Share This