A pesar de que nos puede sonar a moda, novedad o capricho pasajero, el coaching empresarial es toda una ciencia que lleva preparando a los mejores profesionales norteamericanos desde los años ochenta del siglo pasado. El coaching empresarial busca potenciar las cualidades, aptitudes y actitudes de cada persona para alcanzar sus objetivos profesionales a corto, medio y largo plazo. En teoría parece sencillo y precisamente por eso hay mucha picaresca en el sector, pero para que funcione el coaching empresarial hay que conocer sus claves principales, por ejemplo las siguientes siete que te ofrecemos hoy aquí, en el blog de Cooltra.

 

Clave 1: confianza.

Tanto si queremos implantar un plan de coaching empresarial en nuestra Organización, como si vamos a contratar a un coach o entrenador personal que nos ayude a alcanzar nuestros objetivos profesionales, la primera clave del éxito es confiar en que va a funcionar. Es como dejar de fumar, empezar a hacer ejercicio o abandonar el hábito de mordernos las uñas: si no confiamos en el éxito del método que vamos a implementar y en el profesional que nos va a ayudar tenemos la batalla perdida.

 

Clave 2: comunicación.

Cada plan de coaching empresarial es diferente ya que se tiene que adaptar a la empresa o al profesional para que de verdad funcione, pero siempre tiene algo en común: la importancia que le da a los procesos comunicativos, a la comunicación de doble sentido entre el coach y el profesional que va a seguir ese programa de entrenamiento.

 

Descárgate la guía gratuita: DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN

 

Clave 3: formación.

Uno de los pilares del éxito de cualquier plan de coaching empresarial es el aprendizaje continuo, aprender cada día algo nuevo o aprender a sacarle el máximo partido a nuestros conocimientos y habilidades. De esta forma, si no quieres aprender nada nuevo, no te molestes en empezar un plan de coaching.

 

Clave 4: flexibilidad.

Otra de las características claves para el éxito de la implantación de un plan de coaching empresarial es la flexibilidad que tienen que tener tanto el coach personal, como el profesional o equipo de talentos que van a recibir el entrenamiento.

 

Clave 5: compromiso.

Según los expertos en coaching empresarial, uno de los factores más importantes para el éxito o el fracaso del plan es que todas las personas implicadas en el programa se comprometan a cumplir con las tareas que le han sido asignadas.

 

Clave 6: feedback.

Un buen coach o entrenador profesional te pedirá continuamente que le des “feedback” para hacer mejor su trabajo. ¿Por qué? Porque el coaching empresarial se basa en la personalización y adaptación del programa a las características propias, estilo de trabajo, objetivos, aptitudes, actitudes y habilidades del directivo o grupo de profesionales a los que entrenar. Si tu coach no te pide feedback… plantéate si has contratado al mejor profesional del coaching empresarial.

 

Clave 7: motivación.

La séptima clave del coaching empresarial tiene mucho que ver con la primera: motivación. ¿Cuál es tu objetivo para contratar a un coach? ¿Mejorar tus ingresos? ¿Ascender de puesto en tu empresa? ¿Conseguir que tu equipo humano sea más productivo? Anota los objetivos que deseas lograr con ese programa de coaching y analiza cómo se van cumpliendo, eso será un plus extra de motivación.

 

Crees que necesitarías implantar un plan de coaching en tu empresa? ¡Deja tu comentario!

 

COMUNICACIÓN

Pin It on Pinterest

Share This