Buscar alojamiento en el lugar al que queremos ir de vacaciones no suele ser fácil si queremos encontrar la mejor relación posible entre calidad y precio. Y es que para los que quieren pasar unas vacaciones económicas, o un fin de semana de turismo sin tener que derrochar mucho dinero, es fundamental saber dónde alojarse y dónde poder estar los días de vacaciones. Por ello, valorar la posibilidad de alquilar apartamentos frente a alojamientos tradicionales como un hotel, suele ser una estupenda opción sobre todo, para que al final el bolsillo no sufra más de lo necesario. Pero, ¿qué ventajas puede ofrecer realmente un alojamiento comparado con un hotel, en términos económicos? ¡Te adelantamos que muchas!

Alquilar apartamentos, perfecto para ir de vacaciones con amigos o en familia

Una de las principales ventajas que supone alquilar un apartamento frente a un hotel en cuanto a términos económicos es la posibilidad de alojamiento múltiple, a diferencia de un hotel, el apartamento se alquila completo y no hay que estar supeditado a la capacidad máxima de las habitaciones. Si vamos con nuestro grupo de amigos, por ejemplo, o con la familia, estaremos obligados a alquilar varias habitaciones de hotel que deberían ser contiguas, y esto de por sí es un desembolso económico importante que suma por días. Alquilando un apartamento con varias habitaciones este problema ya queda solucionado, y es mucho más económico. Además, no es solo una cuestión de dinero ya que yendo con los amigos o en familia, gusta de estar en compañía y poder disfrutar juntos de las vacaciones, y esto implica también un ambiente distendido en el tiempo de descanso.

Las dietas y comidas no tienen rival en un apartamento

Otro gran punto interesante que confirma el mayor ahorro económico alquilando un apartamento frente a un hotel es la mayor independencia que ofrecen respecto a una habitación de hotel. Mientras que en la habitación del hotel no hay cocina, ni cuarto para lavar la ropa, y en general no hay nada de interés para poder pasar unas vacaciones de una semana –o incluso más-, un apartamento gana la partida por ofrecer todos estos servicios, los mismos que podemos encontrar en una casa, por el mismo coste y sin tener que pagar nada más. En otro supuesto, teniendo que lavar la ropa en el hotel o hacer todas o casi todas las comidas en el mismo, el precio posiblemente se acabará disparando y desde luego que no será lo mismo. Además, poder disfrutar la gastronomía propia del lugar donde estemos de vacaciones, comprar ingredientes y prepararlos como si estuviésemos en casa… ¿qué más se puede pedir?

Más intimidad, libertad de horarios… piscina gratuita, animales gratis…

Está claro que un hotel puede tener mayores comodidades por el cambio de sábanas, la limpieza de la habitación… pero un apartamento ofrece mucho más, y suponiendo un importante ahorro económico. La mayor intimidad estará garantizada, y la libertad de horarios de poder entrar y salir también. Por si esto fuese poco, los hoteles que aceptan perros o en general animales de compañía suelen cobrar un suplemento por cada uno de ellos, o si tienen piscina, también se suele pagar aparte. Los apartamentos que ya lo tienen incluido, lo ofrecen en precio cerrado.

Básicamente ya han quedado claras las ventajas de alquilar un apartamento frente a un hotel y si acompañas esto con un alquiler de motos como solución de movilidad en tus vacaciones o viajes de negocio, el ahorro de dinero será aún mucho mayor.

motos electricas

Pin It on Pinterest

Share This