(Cambio de filosofía: del tener al disponer)

 

¿Comprar o apostar por el alquiler de motos? Esa es la cuestión. Disponer de una cuando más la necesitemos o tenerla siempre. Aunque parezca una pregunta fácil, puede ser que tenga trampa y aunque la respuesta la tengas muy clara, puede que no tanto.

Venimos -y todavía arrastramos- cierta tradición y tendencia hacia la propiedad. Vivimos en un entorno hipotecado, que se compromete firmando un contrato a pagar durante muchos años una cuota mensual. Sí, tener propiedades aporta cierta seguridad a las personas, pero realmente lo lógico sería al revés. Lo que nos tendría que aportar seguridad es disponer aquello que por ahora podemos. Mañana quién sabe. ¿Dónde estaremos en 30 años? ¿Nos podremos permitir ese gran coche o esa casa? ¿Nuestro negocio necesitará tener una flota de vehículos tan grande en un año? ¿Qué haremos si necesitamos incrementar la flota de vehículos de nuestras empresas los meses de verano? ¿Las compramos y luego las vendemos?

Disponer antes que tener

Hay empresas que apuestan firmemente también por este modelo de vida. Apuestan por las soluciones a corto plazo, según las necesidades actuales, dependiendo del presupuesto del cual disponen ahora y sin embargarse en deudas. A través del sistema de renting tienes la moto que más se adapte a tus necesidades pero despreocupándote de todo lo demás, con tan solo una única cuota mensual que incluye el casco, el seguro de la moto y las revisiones necesarias así como también la asistencia en carretera.

Y es que existen negocios en ciertas zonas turísticas -por ejemplo- que tan solo reparten pizzas en verano, entonces ¿por qué no alquilar una scooter justo los meses de temporada alta? Eso es el renting flexible: disponer de una motocicleta -adaptada a tu negocio- los meses que la necesites. Después la devuelves, sin cargos extra y lo más importante, sin preocupaciones.

El renting flexible es un producto que Cooltra ofrece. No te ata a un contrato como sí lo haría un renting al uso, y eso te proporciona -como empresa- mucha ligereza y libertad a la hora de ampliar y reducir flota. Además, como en cualquier otra modalidad de renting, tú eliges la moto que más te convenga. En este sentido, son cada vez más las empresas que a la hora de ampliar su flota se decantan por la movilidad sostenible, es decir, por desplazarse con motos eléctricas: no contaminan, no hacen ruido y el coste a la hora de recargarlas es muy inferior al del combustible fósil.

¿Necesitas una moto durante una larga temporada?

Por otro lado, Cooltra también ofrece el renting fijo. Sólo tienes que decidir durante cuánto tiempo vas a necesitar la scooter. ¿Un año, dos, tres, cuatro? Dependiendo de la duración y los kilómetros contratados, tu mensualidad será mayor o menor, pero nunca incluirá preocupaciones: con cada cuota te olvidas del casco, del seguro, del mantenimiento y de las revisiones. Al finalizar el contrato vas a decidir si quieres pagar una última cuota -más elevada- y quedarte con la moto o devolverla sin coste alguno.

El renting ofrece libertad

De eso se trata, una de las principales ventajas del renting es la de disponer del vehículo que más se adapte a tus necesidades en un momento determinado y no tener más preocupaciones ni sustos. Y es que con el renting el único compromiso que tomas es el de pagar una mensualidad durante el tiempo que tú decidas. Nada más. En la cuota, normalmente, van incluidos el casco, el seguro, el mantenimiento y la asistencia en carreteras.

Efectivamente, si también te decantas por el renting eres uno más de los que apuesta por disponer más que por tener y Cooltra es la empresa pionera que te dará la solución de movilidad a dos ruedas que estás buscando.

 

Pin It on Pinterest

Share This