El blog del ahorro económico y productividad para empresas

  Volver a la página de inicio

Cada vez hay más moto pizza repartiendo pedidos

moto pizza

Algunos lo denominan como el mejor invento de la historia, otros ven en ello una excelente oportunidad de negocio. Pero todos se chupan los dedos por igual. Hablamos del reparto de pizzas a domicilio, una práctica que comenzó a extenderse hace unas décadas y que ha alcanzado en la actualidad su mayor momento de gloria. Es la comida ideal para pedir a domicilio, ese tipo de capricho que no se come a diario y que tampoco se prepara en casa de forma doméstica. Su reparto, siempre en unas franjas de tiempo reducidas para asegurar que el producto esté en su mejor estado, hace de este proceso de reparto uno de los que mayor éxito tienen en todo el mundo.

 

Comida para cualquier ocasión

La pizza se ha transformado en la comida principal para pedir a domicilio sea cual sea la ocasión. Los pedidos han aumentado en los últimos años gracias principalmente a Internet y a la forma en la que la sociabilidad de las personas se ha forjado alrededor de eventos multitudinarios. La celebración de un partido deportivo, la emisión en televisión de una serie o una película y cualquier otro tipo de cita que congregue a varias personas dentro del hogar, son motivos que llevan de forma indiscutible a la idea de pedir una pizza. Y ayudan a que aumenten los pedidos los distintos métodos que se han abierto camino en este sector.

Lo que tiempo atrás eran pedidos telefónicos ahora se han convertido primero en pedidos online con el navegador y luego en pedidos con el móvil usando aplicaciones. En tan solo unos toques de pantalla y en menos de dos minutos un cliente puede tener pedida pizza para toda la familia y agilizar el pago directamente con el teléfono en su tarjeta de crédito. El margen de comodidad ha hecho que los pedidos se disparen y que esto lleve a ver cada vez más moto pizza en las calles, repartiendo por las ciudades sin importar la hora de la que se trate.

 

Nuevas oportunidades de negocio

Dicen que en momentos de crisis se agudiza el ingenio y esto ha ocurrido en el mundo de la restauración. De esta forma hemos podido ver en los últimos años cómo han aumentado de forma significativa la cantidad de pizzerías. Se han sumado más emprendedores que han apostado por este tipo de producto, aportando sus toques personales a las fórmulas e incorporando ideas que les permitan destacar sobre sus rivales. El reparto a domicilio es uno de los pocos factores comunes para todos los nuevos negocios que se introducen en el sector de las pizzas. Porque se ha demostrado que aunque comer las pizzas en los propios locales es algo que todavía se practica, lo que más tendencia tiene son los pedidos para poder disfrutar de la comida en la comodidad del hogar. Por ello el reparto a domicilio termina siendo fundamental.


Descárgate la guía gratuita: Delivery: claves para el éxito

Un servicio decisivo

Cuando un cliente hace un pedido de pizza a domicilio está pensando en dos cosas: que tendrá la comida en casa y que estará como recién hecha. Si lo hace es por la comodidad de no tener que moverse y porque tiene claro que cuando reciba la pizza su sabor y calidad serán tan buenos como si hubiera bajado directamente al local para comérsela allí. Es por ello que no nace ninguna pizzería, por muy pequeña que sea la empresa, que no disponga de su propio repartidor para poder llevar las pizzas a los hogares de los clientes que la soliciten. A medida que el negocio avance será posible aumentar la zona de cobertura o incorporar un segundo repartidor, pero un servicio mínimo siempre hay que ocuparse de dar a la vista del éxito de esta característica.

Además, la propia sociedad ha llegado a entender la importancia del servicio de entrega de pizza a domicilio. Por eso hay pizzerías que se comprometen a entregarla en un reducido periodo de tiempo a cambio de no cobrarle la comida al cliente si la pizza no llega en el tiempo estipulado. Y por eso se han visto incidentes sorprendentes, como que un agente de policía decida encargarse del reparto de una pizza que había quedado pendiente después de que su repartidor tuviera un accidente con la moto. La sociedad es consciente de cómo las pizzas a domicilio se han convertido en uno de los engranajes que nos sustentan cuando tenemos hambre.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *