¿Crees que la fidelización de tu equipo humano influye en la cuenta de resultados de tu empresa? Nosotros opinamos que sí, de hecho, hace unos meses escribimos y publicamos una de las guías gratuitas de Cooltra más descargadas de este año: el e-book gratuito “Optimización de recursos: prácticas para mejorar la productividad del equipo humano. En ese e-book te contábamos algunas de las prácticas que implantan las empresas de éxito para mejorar la productividad de los empleados, unas prácticas que a menudo se basan en la fidelización del personal, en reforzar los lazos entre directivo y empleado para retener a los talentos y conseguir que trabajen más… y mejor.  Hoy te contamos tres claves para conseguir la fidelización del equipo humano: la confianza, el respeto y el reconocimiento.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

Clave 1 para la fidelización: la confianza

La confianza es la clave para cualquier tipo de relación: familiar, social, de amistad y, por supuesto, laboral y profesional. Si no confiamos en el buen hacer de nuestro personal, en su honradez, ganas de trabajar y deseos de aportar lo mejor de sí mismos a nuestros objetivos empresariales… tenemos un grave problema a resolver. Por supuesto, para obtener fidelización de nuestro equipo humano a través de la confianza, esos empleados deben merecerla, tienen que habernos demostrado con palabras y con acciones que su actitud es proactiva y que tienen tantas ganas de que la empresa triunfe en su mercado como nosotros mismos.

Pero, además, es importante que recuerdes que esa confianza clave para la fidelización tiene que ser mutua, es decir: tu equipo humano también tiene que confiar en que tus decisiones sean justas, en tu saber hacer como empresario y en tu calidad moral y ética. No deben temer, por ejemplo, que peligra su puesto de trabajo al menor contratiempo, que no recibirán esa paga extra que prometiste en su día o que no podrán disfrutar de esos días libres merecidos después de unos días de muchísimo trabajo.

 

Clave 2 para la fidelización: el respeto

Hace unos días apareció en prensa un artículo sobre las continuas faltas de respeto que un gerente dirigía a sus empleados: insultos, pullas, alusiones a su color de piel… Esta mala praxis no sólo evitará la ansiada fidelización del equipo humano, también es objeto de multas, procesos judiciales y pérdidas económicas y de reputación social. ¿Cuál fue la falta que cometió esa empresa? La falta de respeto por su equipo humano.

Esta idea es básica: un segundo valor clave que sustenta cualquier tipo de relación es el respeto. Respetar a tus empleados como seres humanos es fundamental para afianzar sus lazos y su compromiso con tu empresa, para obtener esa fidelización que te ayudará a capear los malos tiempos, a reducir costes prescindibles, a intensificar el horario cuando hace falta por algún proyecto.

 

Clave 3 para la fidelización: el reconocimiento

Nuestra tercera clave para la fidelización del equipo humano se ha desdibujado en los últimos tiempos por el complejo entorno económico en el que vivimos empresas y trabajadores: el reconocimiento por el trabajo bien hecho.

Cuando hablamos de reconocimiento no nos referimos solamente a aumentos de sueldo o bonificaciones económicas. El reconocimiento que garantiza la fidelización del equipo humano puede consistir en unas simples palabras de felicitación por un trabajo bien hecho, un permiso para salir antes cuando el empleado tiene que asistir a la función de teatro de sus hijos o una llamada de teléfono cuando un miembro del equipo humano está enfermo.

Reconocer el valor que tiene para ti tu empleado no tiene por qué costar dinero y el premio final es muy jugoso: conseguir esa fidelización tan ansiada de tu equipo humano.



Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This