Son varios los retos para una pyme que quiera impulsar su actividad y afrontar los desafíos de un mercado tan globalizado y competitivo como el actual. Los podemos agrupar en cinco bloques:

  • Digitalización y ciberseguridad.
  • Mejorar la financiación
  • Estrategia internacional
  • Captación de talento y métodos de trabajo flexibles.  
  • Transparencia y responsabilidad social

Todos estos elementos son fundamentales. Incorporarse de lleno a la era digital, dar el salto al exterior o lograr una financiación más estable. Pero, el pilar fundamental, está en la contratación laboral de personal y la captación de talento, porque sólo con los mejores profesionales se tienen más garantías para el éxito del resto de estrategias.  

Descárgate la guía gratuita: CONTRATACIÓN INTELIGENTE

Cómo mejorar los procesos de selección.

La clave, en este sentido, es que las empresas deben buscar candidatos que resuelvan problemas, que se adapten a la cultura y filosofía de la organización y tengan claros sus objetivos profesionales.

Una de las ideas, en los procesos de selección, sería preguntar a los candidatos cómo resolverían un problema específico o que describan la forma en la que tratarían alguna dificultad.

Ante un candidato con potencial es recomendable seguir estas pautas:  

  • Evaluar su capacidad para resolver problemas. No es sólo verificar que son profesionales que tienen recursos y buena aptitud para resolver dificultades, además, es muy valioso que puedan evaluar áreas críticas y anticipar complicaciones.
  • Valorar su proyección de futuro. Que sepan identificar las tendencias del mercado. Para eso se puede solicitar que prevean cinco posibles cambios en el sector y las fórmulas que recomiendan para adaptarse a ellos. Es importante, también, que propongan un plan de trabajo a medio plazo, estableciendo objetivos y estrategias.
  • Determinar su capacidad de adaptación y aprendizaje. El candidato debe explicar cómo interpreta la innovación, sus competencias con los medios tecnológicos y cómo se adapta a los nuevos procesos.

Elegir a un buen profesional no garantiza su permanencia en la empresa. Es importante que se sienta motivado para el proyecto profesional que se le ofrece y que se identifique con la cultura y filosofía de la empresa, los compañeros y el ambiente de trabajo. Los mejores trabajadores se sentirán más a gusto en compañías que apuesten por la innovación, que tengan proyectos atractivos a largo plazo y que practiquen conductas responsables y éticas.  

Cómo retener el talento

Captar y retener el talento laboral es una de las mejores garantías de éxito para una pyme. Las empresas deben reinventarse en el terreno de los recursos humanos para ofrecer a sus empleados más cualificados las condiciones que necesitan para desarrollar todas sus capacidades.  

Estos son algunos de los elementos más importantes para lograr la fidelización y compromiso laboral.  

  • Favorecer un buen clima de trabajo. Porque las personas buscan contextos en el que puedan establecer relaciones sociales, a la vez que desarrollan sus objetivos profesionales.  Se trata de incorporar vínculos familiares a las relaciones de trabajo. Que éstas sean más sanas y colaborativas.
  • Un modelo de atención personalizado. Hay que evitar el estancamiento laboral, diseñando retos, desafíos y planificando con cada empleado los objetivos de su carrera profesional dentro de la empresa, a medio y largo plazo.
  • Mejorar la calidad de vida de los empleados. Establecer métodos de trabajo más flexibles es un factor esencial para conciliar la vida personal y laboral. Un ejemplo es fomentar el trabajo desde casa (home office), algo que la tecnología actual favorece sin problema. Otra opción, es una retribución más flexible, combinando sueldo con beneficios sociales u horas libres, para atender las necesidades individuales de cada uno.
  • Cultivar la comunicación. La integración se fomenta a medida que los trabajadores advierten que sus ideas o sugerencias se tienen en cuenta. Así, se sentirá un miembro activo de la organización y más involucrado con los resultados de la empresa. Es importante reconocer sus logros y hacerle sentir más como un socio que como un empleado.

La empresa ha de ser flexible y encontrar métodos para potenciar las capacidades y habilidades individuales. La mayor parte del talento laboral vendrá de las nuevas generaciones (los millennials), y éstos necesitan una cultura más innovadora, alejada de los esquemas tradicionales. Sobre todo, valorarán una mayor autonomía en el trabajo, la conciliación de la vida laboral y personal y tener unos objetivos y retos muy definidos.

Si quieres seguir informándote sobre la finaciación en pymes, descárgate esta guía gratuita en pdf sobre cómo combatir la falta de liquidez. ¡Estamos seguros que te va a ser muy útil!

CONTRATACIÓN




 

 

Pin It on Pinterest

Share This