El renting es una modalidad de alquiler con mucho potencial para las empresas. Puede abarcar distintos bienes y equipos pero se usa principalmente para el arrendamiento de vehículos de transporte. Con un simulador de renting de vehículos se puede calcular la cuota mensual a pagar y así facilitar la comparativa entre varias opciones o varias compañías con ofertas de renting para tomar la mejor decisión.

Además, con un simulador de renting de vehículos, se pueden valorar los costes de la operación en relación a otras posibilidades de financiación, como solicitar un préstamo para la compra directa. En este caso, hay que tener en cuenta que una de las grandes ventajas del renting es que, dentro de la cuota mensual, van incluidos los servicios de mantenimiento y la mayoría de los gastos del vehículos. Esto complica la comparativa de costes cuando la alternativa es comprar el vehículo u optar por otro tipo de arrendamiento, como el leasing.

El renting está basado en el uso y no en la posesión.

 

Descárgate la guía gratuita: ¿Cómo leer la letra pequeña del contrato de renting?

 

Elementos del simulador de renting de vehículos

Hay cuatro elementos imprescindibles para un simulador de renting de vehículos.

  • El tipo de vehículo: automóvil, furgoneta, moto…
  • Características del vehículo: marca, modelo o potencia.
  • La duración del contrato de alquiler
  • Los kilómetros previstos durante el plazo del arrendamiento.

Dado que la compañía de arrendamiento se encarga del mantenimiento y otros servicios pactados, según el vehículo que sea, éstos ya estarán valorados en la cuota mensual que se determine.

En esa cuota, va prácticamente todo incluido para la utilización del vehículo sin ninguna preocupación. Además del mantenimiento, se incluye el seguro y los impuestos municipales. Al terminar el contrato, se puede prorrogar u optar por otro renting para un vehículo nuevo, con lo cual, la empresa asegura tener una flota de vehículos siempre nueva, o casi nueva, y con la última tecnología.

 

¿Cómo hacer un buen uso del simulador?

Tanto si se utiliza un simulador para calcular la cuota de renting, como para valorar alguna oferta ya diseñada, hay que tener cuidado, sobre todo, con los dos elementos fundamentales en esta operación: la duración del contrato y los kilómetros recorridos.

Por tanto, las claves para utilizar los simuladores o evaluar las ofertas de renting son:

  • Vehículo y características. Es necesario elegir el tipo y modelo que mejor se adapte a las necesidades prácticas de la empresa. Es vital amortizar la cuota que se va a pagar con el uso del vehículo, por lo tanto, ha de ser adecuado para proporcionar rentabilidad.
  • Duración del contrato. Es más importante de lo que parece, porque, salvo excepciones, hay que cumplir los plazos contratados. Cualquier anulación implicará el abono de una penalización por cancelación anticipada, en función del tiempo restante. Además, los impagos de las cuotas suelen estar muy penalizados, implicar acciones legales o perder el uso del vehículo.
  • Kilómetros recorridos. Son estimaciones generales que se suelen establecer para un número de kilómetros cada año. En general, son lo suficientemente amplias para cubrir todo tipo de uso. Si se recorren menos kilómetros se puede recibir alguna compensación, pero si se sobrepasan habrá que hacer frente a una penalización según lo que se haya hecho de más.

 

En resumen, el renting para un vehículo suele ser una modalidad muy ventajosa, pero para evitar pagar de más hay que tener en cuenta estas tres cosas cuando se valora: que el vehículo sea el adecuado, que se puedan cumplir los plazos del contrato y no sobrepasar los kilómetros establecidos.



¿Quieres obtener una semana de prueba de nuestras motos de forma gratuita? HAZ CLICK AQUÍ

renting y leasing

Pin It on Pinterest

Share This