como captar clientes

No importa si vuestra empresa tiene unos servicios o productos de gran calidad, lo único que logrará que se mantenga a flote es gracias a los clientes que van a ir y venir llamando a vuestra puerta para pedir unos servicios determinados. Pero en ocasiones resulta difícil saber cómo captar clientes y la gran mayoría de ocasiones eso ocurre porque no estamos poniendo en práctica los tres consejos básicos que todos los empresarios deberían tener en cuenta para lograr potenciar su negocio y llegar a un mercado más amplio. O dicho de otra forma: conocer al cliente, dejar que el cliente os conozca y cuidar las formas.

 

Descárgate la guía gratuita:  Cómo crear tu estrategia de comunicación

 

Conoce a tu cliente

La mejor forma de lograr captar clientes con facilidad es conociendo a la perfección al público objetivo. Como era de esperar, no existen dos clientes iguales, pero sí hay patrones de comportamiento muy similares. Cuando el cliente está contento con el trato y el servicio que recibe tiene más predisposición a darle un valor añadido al producto que se le ofrece, haciendo que vuestro producto se convierta en un referente para él y su empresa. Esto hace que el cliente contento no vea la necesidad de buscar otras opciones y crea así que vuestra empresa es la única capaz de darle todo lo que necesita. Pero para lograrlo, como indicamos, hay que conocer al cliente.

Gracias a las redes sociales es cada vez más fácil poder hacer una rápida radiografía a fondo de la empresa de cualquier cliente, permitiendo que sea sencillo conocer todas sus necesidades con facilidad sin que ellos se den cuenta. Esto permitirá poder ofrecerles los productos que se adaptan a sus negocios, sin perder el tiempo en proporcionarles un servicio que no encaje en su filosofía empresarial. Si lo que queréis es saber cómo captar clientes y que se vuelvan fieles a vuestro servicio lo primero que debéis hacer, tras tener definido el target, es realizar el esfuerzo de querer conocerlos como si de vuestros mejores amigos se tratase. Esos pequeños detalles siempre son fuente de alegría para muchos clientes y ya sabéis que un cliente feliz es un cliente que recomienda vuestros servicios a otras empresas, permitiendo que sea más fácil conseguir nuevo público en potencia gracias al boca a boca.

 

Deja que tus futuros clientes te conozcan

Es tan importante tener una buena agenda de contactos como lo es dejarse conocer. En muchas ocasiones son los clientes los que van a vuestra puerta al interesarse por el producto que ofrecéis. Y todo gracias al boca-oreja de clientes que son fieles. Con la evolución de la tecnología resulta cada vez más fácil encontrar clientes gracias a los soportes que proporciona Internet, llevando a que sea vital dominar el darse a conocer al mismo tiempo que introducís el producto que vendéis en el mercado.

Tener unas redes sociales en constante actualización ayuda mucho a dar esa sensación de trabajo continuo y serio al compartirlo con toda la red (aunque en verdad se esté haciendo un mero ejercicio de marketing digital). Lo mismo ocurre con las páginas web. Tener un portal con un diseño agradable y donde resulte fácil navegar ayuda a que los clientes nos conozcan por su cuenta y vean que vosotros sois la solución a todas sus necesidades. Así serán ellos mismos los que decidan ponerse en contacto para informarse de forma personalizada de cada producto o servicio que ofrecéis que resulte de su interés.

como captar clientes

 

Cuida las formas

La gran mayoría de veces, por no decir todas, es más importante cómo se dicen las cosas que lo que se comunica. Es imposible captar clientes si no tenemos una actitud segura y esa seguridad no se muestra en palabras, sino en lenguaje no verbal. El 85% de la información de una conversación llega a partir de los gestos del interlocutor, haciendo que le demos un significado u otro al mensaje dependiendo del tono de voz empleado, la postura del cuerpo o incluso con la expresión facial. Todos estos pequeños detalles hay que tenerlos en cuenta y trabajarlos para lograr que el mensaje que se quiere transmitir llegue de forma correcta al cliente.

Este aspecto también hay que tenerlo en cuenta en la comunicación online. En este caso puede resultar mucho más difícil hacer llegar el mensaje de forma clara y concisa porque este sistema hace que sea imposible que el futuro cliente pueda apreciar las matizaciones del mensaje por el tono de voz o gesticulación. Por ello es importante dedicar tiempo a responder todas y cada una de las dudas que le surjan a los clientes online y si es posible, adelantarse a las preguntas que puedan tener para poder ir siempre dos pasos por delante y lograr así demostrar la seriedad con la que se trabaja en la empresa.

 

COMUNICACIÓN

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *