El blog del ahorro económico y productividad para empresas

  Volver a la página de inicio

Cómo conseguir la mejor moto de reparto

moto reparto

Para muchos negocios el transporte es una herramienta vital, por no decir un pilar maestro para poder llevar a cabo su actividad empresarial sin ningún tipo de contratiempo. Gracias a disponer de métodos de reparto, los negocios tienen la oportunidad de generar más beneficios y mantener más satisfechos a sus clientes. Y la tendencia principal en la actualidad es que basen estos métodos en la contratación en renting de moto reparto, que se convierte en la fórmula idónea para evitar grandes inversiones y tener siempre los mejores resultados. El renting se ha establecido de esta forma como el método definitivo para ahorrar en la empresa al mismo tiempo que se consiguen llevar a cabo servicios extra que de otra manera sería mucho más costoso cubrir. Por eso cada vez más, vemos en las calles motos de reparto entregando todo tipo de productos, no solo comida, sino artículos de tiendas online y otros comercios.

Pero ¿qué moto elegir para las funciones de reparto? No sirve cualquiera, sino que es conveniente acceder a modelos actuales que puedan rendir al máximo en la entrega de productos. Para ello se requiere potenciar una serie de características fundamentales, como que el vehículo se pueda mover a gran rapidez por la ciudad y que su volumen no resulte excesivo para que el repartidor tenga más flexibilidad. Estas motos deben estar pensadas para trayectos cortos, disponer de una amplia maniobrabilidad y contar con componentes actuales que mejoren la comodidad de conducción y la velocidad.

 

¿Qué características son importantes?

No existe un modelo específico del que podamos hablar y que usemos para definir “la mejor moto de reparto”. No hay una mejor o peor, sino motos que se ajustan a unas u otras características. Para ello, como hemos comentado en otras ocasiones, el factor clave será entender cuáles son nuestras necesidades. Si nuestro negocio se dedica a repartir pizzas, necesitaremos una moto que tenga un baúl lo suficientemente amplio como para que podamos guardar estos alimentos recién hechos. A ser posible tendrán que ser baúles preparados, para lo cual quizá tengamos que hablar con el proveedor del servicio de renting a fin de recibir la moto que necesitamos. Pero si nos dedicamos al reparto de cartas o paquetes ligeros que no tienen ningún tipo de exigencia o peso posiblemente podremos pasar sin tener un baúl de gran capacidad en nuestra espalda.

Otro factor clave se encuentra en el motor de la scooter, que tendrá que ser de una mayor o menor cilindrada teniendo en cuenta si habrá necesidad de moverse a una u otra velocidad. A la hora de valorar el motor también habrá que revisar las propias características de diseño del vehículo, fijándonos en si transmite facilidad para la conducción, si las ruedas proporcionan estabilidad o si tiene un diseño aerodinámico. Todo deberá estar basado en, como decíamos antes, las necesidades de nuestro negocio. Si trasladamos productos muy frágiles, aunque estén almacenados en el baúl, será recomendable que la moto ofrezca un volumen de estabilidad superior.



Descárgate la guía gratuita: Delivery: claves para el éxito

 

¿Qué extras se le tienen que exigir?

La elección de la moto ideal no habrá terminado hasta el momento en el cual la empresa no haya decidido qué extras le ofrece el proveedor del renting en combinación con su alquiler. Para repartidores que se mueven por ciudades complejas en las que las rutas cambian a diario el sistema de GPS tiene que ser imprescindible. No será recomendable elegir una moto a la cual no se le pueda incorporar un sistema de posicionamiento con cartografía que ayude a llegar al destino con la máxima rapidez. Lo mismo se puede decir de los accesos Wi-Fi, que desde la moto son cada vez más importantes de tener instalados para poder conectar otros dispositivos y así mantener una comunicación constante con la central.

En general hay muchos factores que se pueden valorar en el proceso de elegir una scooter que permita dinamizar el reparto en nuestro negocio, pero nunca hay que olvidarse de la importancia de pensar en responder a nuestras necesidades. Eso es mucho más importante que fijarse en el aspecto de la moto o en sus componentes técnicos, aspectos que terminan quedando en segundo plano cuando lo que más nos preocupa es garantizar la productividad en el entorno de nuestro negocio.


Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *