Un error muy común entre los emprendedores primerizos es que creen que con tan solo abrir su negocio y hacer un poco de boca a boca lograrán cerrar el mes con beneficios y tener un éxito arrollador tanto en su tienda física como incluso en su negocio online. Pero los pequeños detalles marcan la diferencia y en este caso hay que tener claro saber quién, de entre todas esas personas que entran en el establecimiento o en la oficina son clientes potenciales. Este término está muy lejos de crear una agenda de contactos o fidelización de clientes, pero reconocer quién puede ser un cliente en potencia es una acción importante si lo que deseamos es tener un negocio tan fructífero que permita la expansión dentro de su mercado.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

Define bien tu público

Una cosa es todas las personas que pueden aparecer a lo largo de la jornada laboral comentando su caso, sus necesidades y si el servicio que se ofrece es capaz de cubrirlas. Y luego están los clientes que saben a la perfección qué es lo que ofrecéis y que vosotros, y solo vosotros, podéis cumplir con todas sus expectativas y, para más inri, sorprenderle agregando vuestro sello personal. Para ello es importante que antes de abrir el negocio se tenga claro a quién va dirigido el negocio que queréis abrir.

Es tan importante cerrar los presupuestos iniciales como hacer este estudio de mercado tan conocido como búsqueda del target. Definir bien el tipo de cliente al que queréis dirigiros permite que resulte más fácil aclarar el tipo de negocio que deseáis crear a la vez que facilita mucho el camino de encontrar motivación y una meta clara a la que llegar. Esto es especialmente notorio en los primeros meses de vida, cuando muchos emprendedores, por desgracia, pierden el rumbo y ven como única solución echar el cierre a su negocio

 

Marca la diferencia

Para crear el target tan solo se necesitan tres sencillos pero laboriosos pasos. El primero de ello es observar el servicio que se presta. Es vital crear ese sello de identidad propio que no solo defina el negocio, también a vosotros como dueños de este. Los pequeños detalles marcan la diferencia y en ocasiones cosas tan simples como un trato personalizado cercano, un sistema de financiación a favor del cliente o cualquier servicio extra acorde al producto que vendéis pueden ser mucho más que un reclamo: son un sello de identidad. Esto hará que vuestro cliente os identifique por vuestros servicios y que resulte más fácil hacer el trabajo de boca a boca, el mismo que puede ayudaros a que se creen más clientes en potencia gracias a terceras personas. Este aspecto hay que tenerlo presente incluso si se tiene una tienda digital sin un establecimiento físico.

 

Conoce tu producto

¿Cómo se puede ofrecer un servicio sin conocer el producto que queremos vender? Como es evidente, hay clientes que resulta imposible que puedan interesarse por un artículo, como por ejemplo si el catálogo se centra en la venta de ropa deportiva de fútbol no se puede pretender ir a una academia de baile y venderle todos los productos del catálogo. Todo porque sencillamente esos artículos no están enfocados para ese tipo de clientes. Eso hace que sea importante el ejercicio de observar y estudiar el catálogo de stock para poder buscar e identificar con más facilidad a los clientes en potencia que pueden interesarse por el producto que estáis dispuestos a proporcionarles.

clientes potenciales

Habla con el cliente

Tras hacer ese estudio a conciencia de lo que estamos dispuestos a ofrecer y conocer nuestro producto a la perfección llega el momento de estudiar el mercado. Cosas como averiguar si la ciudad desde donde se pretende trabajar es perfecta para este negocio resultan vitales si pensamos en prosperar, resultando más importante que la fecha de apertura o los horarios.

Por eso antes de lanzarse a la piscina hay que detenerse a observar cuántas empresas se dedican a lo mismo que la nuestra, cuántas hay en la ciudad donde deseáis instaurar la vuestra y por último, buscar qué negocios podrían ser clientes en potencia de vuestros servicios, comenzando así una ronda de llamadas para ofrecer vuestro producto a la vez que intentáis crear una agenda de contactos que siempre resulta muy útil tener. ¿Quién sabe? Tal vez entre los contactos de la gente que hay en esa agenda esté un cliente en potencia que de otra forma no hubiera sido posible acceder a él.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This
Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!