Los expertos en gestión y administración de empresas coinciden en que la logística interna se posiciona como uno de los aspectos que debe ser potenciado para conseguir aumentar el rendimiento del negocio. En ocasiones se puede creer que la inversión en el propio rendimiento de la empresa será crucial, pero si lo hacemos nos estamos olvidando de algo tan valioso como es la propia logística. La cadena de suministro tiene la capacidad de mejorar los resultados incluso por encima de algo que puede ser tan trivial como introducir un nuevo producto en el catálogo. Se trata de buscar tener una ventaja competitiva que haga acto de presencia de forma interna y que ayude a reforzar los elementos fundamentales sobre los que se ostenta cada negocio.

Nos referimos a la mejora de la eficiencia, a la reducción real de los costes y al aumento de la productividad tanto de manera interna como externa. Sorprenda más o sorprenda menos, la logística interna influye en los tres campos y tiene potencia de sobras como para conseguir que lleguen a lucir en su máximo esplendor. Con un buen trabajo de logística también se estará potenciando la introducción de métodos innovadores en el negocio y la reducción de los errores, elementos que se pueden considerar cruciales a su modo.

 

 

Los retos de la logística en el interior del negocio

Un proceso de logística que no afecte al consumidor, sino a las personas que trabajan en la empresa, puede ocuparse de distintos trabajos. Por ejemplo, es responsabilidad de esta logística asegurarse de que todos los miembros de la empresa disponen en todo momento de las herramientas y materiales que necesitan para trabajar. Y es importante que cuando se produzca algún tipo de transmisión el nivel de entrega sea lo más rápido posible. Los profesionales que trabajan en la logística interna también se ocupan de que el almacenamiento es el adecuado y de que todo está en el lugar idóneo en el momento preciso sin importar muchos otros factores.

Estos procesos internos no son moco de pavo y pueden llegar a cubrir una media del 30% del volumen de negocio con el que opera la empresa en cuestión. Por eso siempre hay que intentar optimizar los procesos y conseguir que se reduzcan los costes al mismo tiempo que se mantiene la calidad y satisfacción entre las distintas personas que se vean implicadas.

 

¿Cómo aumentar la productividad?

Una vez llegamos a este punto sabemos que la logística de la empresa se puede potenciar mucho por medio de distintas iniciativas y que los resultados van a ser a todas luces beneficiosos. Para lograr esto hay que automatizar procesos y contar con un equipo que se ocupe de realizar las entregas lo antes posible. En las empresas donde hay distintas divisiones y sucursales se tiene que fomentar un sistema que garantice que las entregas son inmediatas. Ya no sirve esperar al trabajo de una mensajería o del servicio de correos. Por eso ha pasado a ser tan importante que cualquier tipo de empresa disponga de su propio repartidor, al menos una persona que pueda hacer entregas entre sucursales garantizando que el tiempo de espera será mínimo. Eso teniendo en cuenta las necesidades básicas, puesto que habrá casos en los que sean necesarios varias scooters y sus respectivos conductores.

Al introducir este tipo de idea lo que va a ganar la empresa de manera interna son una serie de ventajas que a cualquier negocio le encantaría tener para sí mismo. Uno de ellos es el aumento de la eficiencia. El rendimiento mejora de forma tan inmediata que los registros operativos demostrarán en poco tiempo que esta ha sido una buena idea para incrementar los recursos de la compañía y su margen de éxito. También crece la productividad, apreciando que habrá personas que pasarán menos tiempo paradas sin hacer nada esperando a que les lleguen los documentos o elementos que hayan solicitado a otra de las divisiones o departamentos.

Por otro lado, se va a minimizar el margen de error que en ocasiones hay con envíos generados a través de servicios de mensajería y de esta manera también se reducirán los gastos. Saldrá mucho más barato a cualquier empresa disponer de una flota propia con vehículos en renting que pagar cada uno de los envíos de forma independiente trabajando con una mensajería.

 

gestion de rutas

Pin It on Pinterest

Share This