El blog del ahorro económico y productividad para empresas

  Volver a la página de inicio

Cómo reducir el tiempo de entrega de pedidos a nuestros clientes

pedidos clientes

Cuando se realiza el reparto de un producto de una empresa, el fin último es conseguir que el artículo a entregar llegue en las mejores condiciones posibles y en los tiempos demandados por el cliente. Sin embargo, en muchas ocasiones, ocurren dificultades a la hora del reparto y esto produce retrasos. Estos motivos siempre suelen traer quejas y disgustos por parte de nuestros compradores, lo que repercute negativamente en la imagen de nuestra empresa. A lo largo de este artículo vamos a dar algunos consejos sobre cómo poder reducir los tiempos de entrega de nuestros pedidos.

 

Descárgate la guía gratuita: Delivery: claves para el éxito

 

Según el informe Tendencias en Logística eCommerce de 2014, el 34% de los usuarios que realizan una compra o pedido a través de la red, consideran fundamental el respeto a los tiempos de entrega de un producto por parte de la compañía.

Normalmente, si nuestra empresa se dedica al reparto de bienes, desde alimentación hasta logística y pedidos, tendremos que lidiar con muchos clientes que desean sus productos con la mayor rapidez posible.

Para ello, es vital que nuestro negocio cuente con una buena capacidad de atención al cliente, ya que es fundamental atender a todos los clientes con los que trabajemos, pero especialmente importante es cuidar y resolver los problemas de aquellos que están descontentos.

Otro de los aspectos fundamentales es la capacidad que tenemos de recepción de pedidos. Nuestra empresa debe contar con buenos profesionales que traten de reducir al máximo los tiempos de gestión de los pedidos que llegan. Si contamos con un ingreso de pedidos organizado, la preparación para el envío será mucho más rápida y podremos acortar los tiempos de espera de nuestros clientes.

Una vez que hemos realizado la recepción y tenemos todo planeado para que nuestro pedido sea entregado, es importante que realicemos una planificación de la ruta. El principal elemento a tener en cuenta a la hora de planificar una ruta comercial es el de intentar que nuestro repartidor tenga que volver a la central el menor número de veces posible, optimizando al máximo el viaje que realiza para las entregas.

Para ello, es importante que nuestra compañía cuente con lo último en el campo de la logística. Debemos destacar dos elementos clave:

En primer lugar, debemos disponer de una flota competitiva y adecuada a nuestras necesidades. Hoy en día existen numerosas formas para tener una flota de vehículos sin necesidad de comprarla entera, y una de las más interesantes es el renting.

Un sistema de renting nos permite alquilar cuantos vehículos necesitemos y ofrecernos un plan que sea acorde con nuestras exigencias. Si deseas conocer más sobre el renting te recomendamos que leas nuestro artículo simulador renting: ventajas e inconvenientes.

Por otro lado, una buena flota de vehículos requiere una adecuada gestión de la misma. Lo ideal es contar con un sistema de localización y gestión de flotas, que nos permite conocer en todo momento la posición de nuestra flota y poder conocer el trayecto que están siguiendo. Esto es fundamental para controlar si se sigue la ruta comercial previamente establecida y poder identificar cualquier problema que pueda aparecer relativo a la entrega de pedidos.

La capacidad de respuesta y la velocidad de entrega son dos de los aspectos más valorados por los clientes en el reparto a domicilio. Si seguimos atentamente los consejos de este artículo, conseguiremos que nuestro departamento de logística tenga una correcta capacidad de organización, lo que repercutirá positivamente en la valoración de nuestros productos y nuestra marca de empresa.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *