Ya estamos de camino al octavo año desde que las grandes cadenas de comida empezaron a apostar por las plataformas de food delivery en Barcelona y también en cualquier otra ciudad “moderna” del mundo.

Fue Just Eat la que introdujo en España la idea de poner en contacto a comensales y restaurantes a través de una app. Tras su llegada y la adquisición que hizo de empresas locales como La Nevera Roja; hecho al que tenemos que sumar varias rondas de financiación, todo apunta a que Just Eat se ha quedado con el mercado.

Son muchas las plataformas que nacieron con el objetivo de ser el “puente” perfecto que unía usuarios y restaurantes, pero pocas aguantaron la presión del líder. Take Eat Easy cerró. Aloha24 ha hecho una firme apuesta pero no acaba de arrancar. Amazon lo está intentando. Y es que resulta complicado sustituir esa primera posición que tan lejos está de la segunda.

El punto fuerte: saber crear una necesidad al usuario

No hay un target muy definido por lo que a usuario de comida a domicilio en Barcelona se refiere, pero sí que hay tendencias de consumo muy establecidas. Por ejemplo, agregadores como Just Eat o Deliveroo e incluso empresas que se dedican al delivery al 100% -aunque desde perspectivas muy distintas- como Glovo o ecoScooting, tienen más que estudiado que los días de fútbol sus mensajeros harán más repartos que de costumbre. De la misma manera que los fines de semana incrementan también los pedidos o que curiosamente en España los mediodías son más activos que en otros países europeos. De hecho, su entrada en el mercado, podríamos asegurar, que ha sido tan potente gracias a haber conseguido crear, a través de su plataforma, una nueva línea de negocio. Han sabido propiciar, en el caso de Just Eat, una necesidad al usuario final proveyéndole de un catálogo de oferta gastronómica adaptado a las necesidades que éste tenga en un determinado momento ya sea por presupuesto, zona geográfica o tipo de comida entre otros.

 

food delivery

¿El delivery supone una apuesta económica para la empresa?

El delivery en Barcelona (u otra ciudad) nunca tiene que verse como un coste sino todo lo contrario. Ofrecer el servicio debería suponer -desde cualquier perspectiva- un beneficio para la empresa. De hecho, que existan empresas especializadas en el delivery permite a ciertos bares y restaurantes, que nunca se lo hubieran imaginado, poder ofrecer este servicio por un precio fijo por reparto o bien por un porcentaje del ticket final.

Por otro lado, más allá de pequeños restaurantes o bares, se encuentran los grandes monstruos como Telepizza o Burger King. Su apuesta no es externalizar el servicio de reparto en moto de comida a domicilio, pero sí -en muchos casos- la gestión de las flotas. Es el caso de Burger King que apuesta por los servicios de Cooltra para que sus flotas -tanto eléctricas como de gasolina- estén siempre en óptimas condiciones para realizar el trabajo. Si deseas saber por qué Burger King opta por la externalización de la gestión de sus flotas, visita este post: 5 motivos por los que tus repartidores deben llevar motos de alquiler.

Cifras millonarias

Asegura la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que a lo largo del segundo trimestre de 2016 los pedidos online en España superaron los 37 millones de euros, un 48% más que en el mismo período en 2015. Unos números que se acercan a los 150 millones anuales sin tener en cuenta los clásicos pedidos telefónicos (a través de llamadas) que aún siguen coronando el ranking.

Aunque la hostelería y restauración en España no ha conseguido alcanzar el 5% del total que el delivery ha conseguido en países como el Reino Unido, sí ha alcanzado el 3% y el crecimiento de las cifras es constante y progresivo.

Un mercado que está en pleno auge y que se adapta a la perfección al nuevo estilo de vida de estos días en el que el protagonista principal es el Smartphone. Podríamos afirmar con total seguridad que el restaurante que no ofrece food delivery de última generación en Barcelona es porque no quiere.

delivery claves para el exito

 

Pin It on Pinterest

Share This