Las estrategias empresariales componen todas aquellas acciones que una empresa realiza para poder alcanzar los objetivos a corto, medio y largo plazo. Podríamos definir a las estrategias como los “medios” adaptados por las empresas para poder llegar a sus “fines”, que serían los objetivos marcados previamente para lograr el crecimiento empresarial.

En general, a través de las estrategias, las empresas buscan aprovechar todas las oportunidades disponibles en el mercado, desde tomar partida y reforzar sus fortalezas hasta hacer frente a sus amenazas y neutralizar sus debilidades.

 

Descárgate la guía gratuita:  Cómo crear tu estrategia de comunicación

 

El planteamiento de  estrategias es uno de los aspectos más creativos que debe abordar un negocio, que se complementan con un cierto grado de dificultad en su formación, pero no debemos olvidar que las estrategias siempre están implementadas con el fin de alcanzar un objetivo empresarial. Estas suelen tener unas características comunes:

  • Están alineadas y son coherentes con los principios que manifiesta la organización.
  • Tienen como fin último completar los objetivos en el menor tiempo y con el menor coste posible
  • Son fundamentalmente, claras y comprensibles para todos los miembros y departamentos de la empresa.

Sin embargo, nos encontramos con dos disyuntivas estratégicas: hablamos de las estrategias organizacionales y las estrategias funcionales. ¿Cuáles son las diferencias entre ambas? Vamos a tratar de confrontarlas y poder así entender las características principales de los dos modelos estratégicos.

 

Estrategias organizacionales

Son aquellas estrategias que afectan a toda la organización al completo. Son procedimientos que permiten alcanzar objetivos tales como ser la empresa líder en un mercado concreto o aumentar la participación y la relevancia de la compañía en un sector. Las estrategias organizacionales suelen crearse en las altas esferas de las empresas y se suelen dividir en estrategias competitivas y estrategias genéricas. Podemos destacar algunos ejemplos de las organizacionales:

  • Enfocarse en un mercado específico con el fin de especializarse y lograr una mayor eficiencia para la compañía.
  • Formar una sociedad con otra empresa con el fin de compartir recursos o aprovechar distintas oportunidades de negocio que puedan presentarse.
  • Realizar una venta de las divisiones o acciones de la empresa con el fin de enfocarse en la que mejores oportunidades y rendimiento presenta a priori.

Las estrategias organizacionales se encargan de la dirección general de una empresa, por lo que es un campo que analiza las organizaciones y las hace triunfar o fracasar. Formular una estrategia organizacional combina 3 procesos principales: analizar la situación empresarial, tanto externa como internamente, fijación de objetivos a corto, medio y largo plazo para crear una misión y una visión de la empresa y, por último, desarrollar un plan estratégico que proporcione detalles sobre cómo lograr los objetivos.

 

Estrategias funcionales

Comprenden un área funcional específica de la empresa, por lo que buscan alcanzar objetivos de los diferentes departamentos que conforman una compañía. Estas estrategias se formulan a través de los gerentes de área o los administradores, y suelen clasificarse en las diferentes áreas de cada empresa, como por ejemplo, estrategias de contabilidad. Algunos ejemplos de estrategias funcionales serían:

  • Provocar un aumento de precios para poder lograr un mayor margen de ganancia o aumentar la sensación de calidad de producto (marketing).
  • Lanzar nuevas campañas publicitarias para lograr una mayor exposición del producto (publicidad).
  • Cambiar el diseño de un producto para adecuarlo a las necesidades del mercado (diseño).
  • Utilizar nuevas técnicas de motivación para el personal de la empresa (recursos humanos).

Las estrategias funcionales son más detalladas que las organizacionales, pero sus horizontes temporales son también más cortos. Las funcionales tienen que coordinarse entre  sí con el fin de reducir al mínimo los conflictos que sean inevitables, para poder mejorar las posibilidades de realización de los objetivos organizacionales.

Cada una de las áreas funcionales que realiza su estrategia cuenta con unas responsabilidades diferentes, por lo que tienen prioridades y obligaciones diferentes dentro de una empresa. Los conflictos que puedan surgir de estas responsabilidades pueden resolverse gracias a la existencia de las estrategias organizacionales, que suponen el fin último de todas las estrategias funcionales de la compañía.

 

COMUNICACIÓN

Pin It on Pinterest

Share This