Es muy valioso para una empresa, para consolidar o hacer crecer su negocio, poder obtener los medios técnicos que necesita sin que eso le suponga una gran inversión. Por eso, las fórmulas más prácticas de alquiler, como el renting, tienen tan buena aceptación. En el caso del renting de motos se puede acceder a unas motos de calidad y actualizadas pagando sólo una cantidad fija cada mes y despreocupándose de la mayoría de los gastos y ahorrando dinero de otras empresas con ofertas de renting tradicionales.

Las empresas especializadas en venta y alquiler de motocicletas tienen muy buenas opciones para el renting de motos. Ofrecen la moto que realmente se necesita sin tener que asumir el coste o el préstamo que implicaría su compra.  Cualquier negocio que tenga actividad económica o profesional se puede beneficiar de ello: pymes, autónomos, asociaciones, colegios profesionales o administraciones públicas.

Los contratos son bastante flexibles y se adaptan a cualquier necesidad. Suelen durar entre uno y cinco años y al finalizar el contrato se puede optar por:

  • Cambiar de moto realizando un nuevo contrato.
  • Quedarse con la moto pagando su valor residual
  • Devolverla

 

Descárgate la guía gratuita: ¿Cómo leer la letra pequeña del contrato de renting?

 

Todo lo que se ahorra con el renting de motos

Además de la comodidad de un contrato de renting de motos están las importantes ventajas de ahorro. Con él se evitan todos estos gastos:

  • Costes y tareas administrativas: derivadas de la compra de la moto, como la matriculación o el transporte.
  • Mantenimiento preventivo: todo corre a cargo de la empresa de alquiler. Además, será el mejor mantenimiento posible, en la red oficial de la marca y con las revisiones que ésta establece.
  • Reparación de la moto en caso de avería
  • Seguro completo.
  • Vehículo de sustitución en caso de avería o accidente.
  • Asistencia en carretera.

En la cuota fija que se paga cada mes se incluyen estos servicios citados.

Pero además:

  • Se tiene acceso a servicios exclusivos de la compañía de renting.
  • Complementos para mejorar la comodidad y seguridad en los trayectos: guantes, chaquetas, pantallas.
  • Adaptaciones de cada moto a las necesidades del cliente.

Una de los grandes beneficios adicionales es que, al poder optar a una renovación cada poco tiempo, siempre se tiene la moto más moderna, con los últimos avances en tecnología y seguridad.

 

El renting de motos. Todo en uno.

Desde un punto de vista de financiación, el alquiler que presenta una opción de compra resulta perfecto para adquirir vehículos para el negocio sin tener que desembolsar grandes cantidades. Con cuotas asequibles cada mes se obtiene lo que se necesita. Y no sólo eso: a nivel financiero, fiscal y administrativo todo resulta más sencillo con el renting de motos.

  • Se financia el 100% de la moto. No hay ningún pago por adelantado.
  • No se produce ningún endeudamiento porque es un alquiler puro. No perjudica la solicitud de otros créditos.
  • Fiscalmente es deducible el 100% del gasto mensual del alquiler.
  • Si se compra la moto se debe pagar el IVA completo (un gasto muy elevado), En el renting se aplica solamente lo que corresponde a cada cuota.

En resumen, el renting es una modalidad perfecta para tener unas motos de calidad y perfectas para el negocio, con un coste completamente controlando y ahorrándose muchos de los gastos del vehículo. No requiere nada especial para solicitarlo y permite una gran flexibilidad para planificar necesidades y proyectos.

 

renting y leasing

Pin It on Pinterest

Share This