La tecnología abre un mundo de posibilidades de negocio y de gestión para las pequeñas y medianas empresas (pymes). Se está convirtiendo en una opción imprescindible para mejorar la actividad y ahorrar costes. Uno de los problemas que presenta este cambio es afrontar el coste de los equipos tecnológicos necesarios para aprovechar al máximo la era digital. El renting tecnológico se está convirtiendo en la solución por la que muchas pymes empiezan a apostar.

El renting es un contrato de alquiler de un bien -en este caso un equipo tecnológico-, que queda así a disposición de la empresa arrendadora. El alquiler supone el pago de una cuota mensual, durante un plazo que puede ser bastante flexible según las necesidades de la empresa. La gran ventaja del renting es que la cuota de alquiler incluye todos los servicios que el equipo necesita, de mantenimiento y acondicionamiento, para su uso.

En nuestro país, el renting es un concepto totalmente necesario. Los equipos que necesita una empresa suelen ser muy caros y se deprecian con el tiempo. Las distintas modalidades de renting ofrecen la posibilidad de tener equipos nuevos y actualizados con un único gasto mensual. El problema está en el desconocimiento de las pymes de las verdaderas ventajas que tiene este sistema para ellas. Es la fórmula perfecta para controlar gastos y reducir riesgos.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

Una transformación necesaria para competir

Las empresas de renting están adaptándose a este cambio, que supone una evolución para su negocio de alquiler.  Esta innovación en la oferta de productos permite incorporar una gran cantidad de posibilidades, que deben ayudar a las pymes a facilitar su incorporación a un sector que parecía vetado para ellas por su alto coste.

En el segmento de las nuevas tecnologías es especialmente atractiva la opción del renting tecnológico. Los cambios digitales se producen de una manera constante, con avances técnicos y aplicaciones o herramientas cada vez más sofisticadas. Así, la posibilidad de tener siempre equipos modernos, gracias a esta modalidad de arrendamiento, es muy valiosa.

La necesidad de renovar los equipos IT (Information Technology) no se debe hacer esperar. Está demostrado que la tecnología es uno de los principales activos a la hora de reinventarse y ser competitivosy continuamente se están lanzando al mercado soluciones inteligentes. Con los equipos adecuados se pueden solucionar muchas gestiones en la oficina y también están adaptados para sacarle todo el proyecto a las tendencias más novedosas actuales: como las soluciones en la nube (Cloud) o el Big Data.

Los equipos a los que se puede tener acceso con estas modalidades de renting pueden ser:

  • PCs
  • Portátiles profesionales
  • Smartphones
  • Tabletas
  • Impresoras, fotocopiadores o escáner
  • Estaciones de trabajo en red
  • Incluso algún tipo de software o componentes informáticos.

En resumen, desde el Área de Renting de la Asociación Española de Leasing y Renting, se afirma que se está  produciendo un importante cambio en la empresa española liderado por este tipo de alquiler. Más allá de los operadores bancarios, hay soluciones de renting a través de otras empresas, que cubren muchas necesidades de bienes y equipos que puede tener una compañía. Son empresas especializadas en distintos ámbitos, que trabajan ofreciendo sus servicios directamente a las pymes o a los fabricantes, para facilitar esa labor.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This