La moto o el scooter eléctrico es una de las opciones de movilidad sostenible más sólida para las ciudades en el futuro. La moto eléctrica va unos pasos por delante de otros vehículos de esta categoría. No necesita una gran batería ni tanto tiempo de recarga. Un motor eléctrico, potente para la ciudad, se puede impulsar de forma muy eficiente y con una buena respuesta de aceleración y prestaciones.

Al presentarse de una forma relativamente novedosa, un scooter eléctrico puede plantear ciertas reticencias en cuanto a su rendimiento. Sin embargo, los avances tecnológicos en este ámbito ofrecen cada vez mejores garantías. Estando ya a un buen nivel, es un sector que sigue innovando para brindar prestaciones aún más eficientes y a un menor precio.

Las últimas novedades de baterías están a la vanguardia tecnológica. Pueden admitir más de mil recargas (en las de alta gama se multiplica esta cifra), para recorrer entre 70 y 120 kilómetros en cada una, según el modelo. En total, puede ofrecer un funcionamiento eficiente durante más de setenta mil kilómetros.

 

Descárgate la guía gratuita: Beneficios del alquiler de motos eléctricas

 

Las mejores ventajas del scooter eléctrico

¿Qué le puede ofrecer una moto o scooter eléctrico a una empresa? Estas son algunas respuestas significativas a nivel de ahorro.

  • El motor eléctrico es más eficiente que el de combustión. Los ciclos termodinámicos de éste último provocan pérdidas de energía y hay mucho más desgaste, producto del rozamiento entre las piezas.
  • Las recargas eléctricas son mucho más baratas que los repostajes de combustible. Con menos de medio euro se puede lograr una recarga completa. Se puede llegar a un ahorro de un 85% respecto a una moto de gasolina.
  • Apenas necesita mantenimiento, no hay cambios de aceite ni sustitución de piezas y presenta menos riesgo de averías.
  • El funcionamiento es ágil y seguro. Mucho más cómodo para el conductor al ser silencioso y no tener marchas.
  • Ventajas fiscales. Estos vehículos están exentos del impuesto de matriculación y también del de circulación en muchos ayuntamientos. El seguro suele ser más barato.

En las grandes ciudades se están ampliando los puntos de recarga en lugares públicos. Al tiempo, los fabricantes continúan desarrollando baterías más ligeras y con una mayor autonomía. La moto y scooter eléctrico se sitúa como una importante referencia para la movilidad sostenible porque cada vez ofrece un precio más asequible, una mejor autonomía, unos costes de mantenimiento más bajos y un menor consumo de energía y tiempo de recarga.

 

Características de las motos eléctricas

Las motos y scooter eléctricos son vehículos muy evolucionados. Funcionan a través de un motor eléctrico alimentado por baterías, en lugar de utilizar combustibles fósiles. Las baterías son un elemento fundamental y con el tiempo han mejorado sustancialmente.

Los últimos avances han permitido crear modelos muy ligeros y eficientes, con curvas de descarga más estables evitando el “efecto memoria” de las baterías más clásicas (pérdida paulatina e irrecuperable de su capacidad). Se pueden recargar en enchufes convencionales y una carga completa se puede lograr en cuatro horas, aunque a las dos horas ya se obtiene una carga en torno al 80%.

La vida útil de las baterías es muy alta. Las de alta gama pueden llegar a las ocho mil recargas y ofrecer una autonomía de más de cien kilómetros. El motor eléctrico evita las ineficiencias de los motores de combustión, que tienen una mayor fricción y desgaste unido a pérdidas de energía del ciclo termodinámico. La eficiencia del motor eléctrico puede alcanzar el 95%, mientras que el de explosión apenas sube del 35%. Es decir, el coste por kilómetro es mucho menor (consume menos por hacer lo mismo). El par máximo se obtiene a 0 rpm y la potencia es constante.

También hay importantes ventajas medioambientales:

Los vehículos eléctricos son silenciosos evitando la contaminación acústica y, lo más importante, no causan contaminación medioambiental con gases tóxicos para la atmósfera. El uso continuado de motores de combustión ha generado un problema muy serio en los núcleos urbanos. Los contaminantes afectan directamente a la salud de las personas y están detrás de muchas de las enfermedades respiratorias más comunes y del aumento de las alergias.

Los consumidores cada vez son más exigentes y valoran mucho las empresas más involucradas en contribuir a la protección del medio ambiente. Algunas compañías ya lo consideran una ventaja competitiva y es, desde luego, una forma de crear valor e implantar una cultura responsable.

 


Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This