El blog del ahorro económico y productividad para empresas

  Volver a la página de inicio

Estrategia comercial: qué, para qué, por qué y cómo

estrategia comercial

La estrategia comercial siempre ha sido uno de los pilares de las empresas que buscan destacar en su mercado. ¿Habías oído o leído alguna vez esta frase o una parecida? Seguro que sí porque es una máxima de la gestión empresarial y de operaciones de las organizaciones, corporaciones y empresas pequeñas, medianas y grandes. Hoy en nuestro blog profundizamos en esta frase para averiguar qué es exactamente una estrategia comercial de éxito, por qué debemos dedicar nuestro tiempo a planificarla, ponerla en práctica y controlarla y para qué nos va a servir todo este esfuerzo de talento y de inversión.

 

Descárgate la guía gratuita: Beneficios del alquiler de motos eléctricas

 

Estrategia comercial: qué es

La estrategia comercial es un plan, una hoja de ruta que nos permitirá colocar nuestros productos o servicios en el mercado de forma rentable y continuada en el tiempo. Todas las empresas tienen o deberían tener una estrategia comercial bien pensada y planificada, sobre todo hoy en día.

Un par de datos básicos sobre la estrategia comercial:

  1. A este plan se lo conoce también con otros nombres como estrategia de marketing, plan de comercialización, etc.
  2. No hay una sola estrategia comercial válida para todo tipo de empresas. Tampoco tenemos que creer lo que nos cuentan algunas empresas que quieren enriquecerse rápidamente vendiéndonos la idea de que nos ofrecen una estrategia comercial de éxito asegurado. La estrategia comercial es y debe ser un plan personalizado, una hoja de ruta propia de cada empresa, de cada organización.

 

Estrategia comercial: para qué

El objetivo último de una buena estrategia comercial no es vender más productos, sino vender productos o servicios durante mucho tiempo.  Posicionarse en el mercado como marca líder del sector, convertirnos en una referencia para los clientes y la competencia sería, en definitiva, ese objetivo último de una estrategia comercial personalizada, analizada y bien trabajada.

 

Estrategia comercial: por qué

En un mundo tan cambiante como el nuestro, no resulta sencillo convencer a alguien de que plante semillas para el futuro. Pero además de rápido y mutable, este mundo nuestro y su mercado también es sumamente competitivo y globalizado. Los recursos son cada día más limitados, los consumidores tienen cada vez más información para elegir qué comprar, cómo, cuándo y por qué, las tecnologías de la información y la comunicación han allanado el camino a los nuevos emprendedores, a las nuevas empresas con personal joven y motivado que busca un hueco en un mercado ya muy saturado. ¿Por qué debemos implantar una estrategia comercial personal y personalizada en nuestra empresa? Por una razón muy simple: para sobrevivir.

 

Estrategia comercial: cómo

Antes comentábamos que no existe una estrategia comercial única que nos garantice el éxito; pero lo que sí existen son varios modelos teóricos que podemos adaptar a nuestras necesidades y objetivos para crear ese plan estratégico de marketing que nos permita ser referentes en nuestro mercado. Un  ejemplo de “cómo” empezar a crear una estrategia comercial de éxito es cumpliendo una serie de pasos que, si te fijas, son tan lógicos como sensatos:

Paso 1: tener muy claros los objetivos de la estrategia o, lo que es lo mismo, saber bien qué vendemos y a quién se lo queremos vender.

Paso 2: hacer un buen análisis DAFO “debilidades-amenazas-fortalezas-oportunidades”.

Paso 3: analizar y controlar cada fase de la estrategia comercial una vez la hayamos puesto en práctica.

 

A modo de conclusión podríamos decir que tomarnos el tiempo necesario para planificar bien nuestra estrategia comercial no sólo es una forma de mantenernos vivos en el mercado, también es uno de los caminos para mejorar la productividad de nuestra empresa y de nuestros empleados. ¿Quieres saber otra forma de optimizar tus recursos y mejorar la productividad de tus empleados? ¡Pulsa aquí!

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *