En la gestión del cambio, cuando una empresa se lanza a externacionalizar sus productos y servicios en el mercado, a firmar contratos de outsourcing con otras empresas de confianza o a lanzar agresivas campañas publicitarias en mercados desconocidos está arriesgando uno de sus valores más importantes y competitivos: su propia marca identificativa. ¿Cómo proteger tu marca durante la gestión del cambio organizacional y productivo de tu empresa? Ese es el importante tema que tratamos hoy aquí, en el blog de Cooltra.

 

Descárgate la guía gratuita: DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN

 

La importancia de la marca en el proceso de subcontratación.

Aunque no seamos expertos en marketing o comunicación, todos sabemos el inmenso valor que posee la marca registrada de las empresas, tanto a nivel nacional como internacional. Por otra parte, aunque tampoco seamos expertos en outsourcing, subcontratación de productos o servicios, exportación o gestión del cambio, también nos hacemos una idea de los riesgos que pueden acechar a nuestra marca cuando dejamos de controlarla directamente.

 

En otros artículos de nuestro blog ya te hemos hablado de la tendencia innovadora que están utilizando empresas de todo tipo para mejorar su cuenta de resultados: la subcontratación de productos y servicios. Muchas grandes empresas intentan reducir sus costes de producción, gestión y personal subcontratando, por ejemplo, la confección de ropa o calzado, el montaje de ordenadores, el servicio de atención al cliente de sus centralitas o su servicio de alquiler de vehículos eléctricos. ¿Qué ocurre con la marca en estos casos? Lógicamente, la empresa subcontratada debe recibir los datos de nuestra marca para implementarla en los productos, en las etiquetas, en los libros de instrucciones… ¿Cómo protegemos nuestra marca para evitar el pirateo? ¿Cómo podemos impedir a distancia que se vulnere la propiedad intelectual de nuestra marca mixta, denominativa o gráfica? ¿Podemos evitar que la empresa que hemos subcontratado modifique el aspecto gráfico de nuestra marca dañando, así, su valor en el mercado?

 

Proteger la marca, el primer paso en la gestión del cambio.

La gestión del cambio implica mucho trabajo, tiempo y papeleo y, en ocasiones, nos olvidamos de proteger nuestra marca como corresponde. Veamos dos consejos básicos para proteger nuestra marca de la manera más lógica y racional posible:

  1. El primer paso es lógico: hacer una lista de las marcas y nombres comerciales de nuestra empresa y registrar todas y cada una de ellas. En España el Organismo que se ocupa del registro de marcas es la Oficina Española de Patentes y Marcas. En su página web encontrarás todo tipo de información sobre el registro de marcas, el alcance de la protección, los trámites a cumplimentar, etc. Pulsa aquí para acceder a la web de la OEPM y registra tu marca como primer paso de la gestión del cambio en tu empresa. http://www.oepm.es/es/signos_distintivos/marcas_nacionales/tramites_linea/

 

  1. Una vez tengas tu marca registrada, es el momento de redactar e incluir cláusulas de protección en tus contratos de outsourcing. En esas cláusulas deberás dejar muy claros varios puntos como, por ejemplo, que la marca registrada o el nombre comercial es de tu propiedad, que cualquier modificación será penalizada o llevará a la extinción del contrato, que cualquier utilización sin tu conocimiento conllevará acciones legales, etc.

 

¿Alguna vez otra empresa utilizó tu marca registrada sin permiso? ¿Qué hiciste? Comparte tus experiencias aquí, en el blog del ahorro económico y la productividad de las empresas de Cooltra.

 

COMUNICACIÓN

Pin It on Pinterest

Share This