Que la gestión logística es clave para mejorar la competitividad de las empresas que dedican toda o parte de su actividad al transporte es una verdad evidente, una premisa para el director o jefe de operaciones, para su equipo de colaboradores y, también, para el resto de los departamentos que conforman una empresa grande, mediana o pequeña. Por ese motivo vamos a dedicar el artículo de hoy a analizar cómo tiene que trabajarse la gestión logística para mejorar la competitividad de nuestra organización y para alcanzar los objetivos que nos hemos marcado asumiendo el menor nivel de riesgo posible.

 

Descárgate la guía gratuita: Beneficios del alquiler de motos eléctricas

 

¿Qué es la gestión logística?

Hay muchas definiciones de gestión logística, por ejemplo:

 “La gestión de transporte, de flotas, de almacenamiento y de distribución de mercancías y bienes”.

“La dirección de la cadena de suministro”.

“La tarea de planificación y gestión de recursos”.

“La gestión del flujo de materias primas desde el almacenamiento hasta la llegada al consumidor final”.

“La gestión de almacenes, medios de transporte, procesos logísticos y todo tipo de información asociada al flujo de mercancías”.
Como vemos, todas estas definiciones de gestión logística serían válidas de forma teórica, pero si vamos a la práctica, tenemos que ser conscientes de que cada empresa, cada organización, debe adaptar la teoría a las características propias de su compañía, debe poner en marcha su propia gestión logística teniendo en cuenta sus recursos económicos, técnicos y humanos y, por supuesto, su capacidad real de trabajo y los objetivos o metas a los que desea llegar.

 

Gestión logística, una gestión global

Como hemos visto en las definiciones anteriores, en la gestión logística entran en juego muchos factores diferentes, pero interrelacionados entre sí. Todos ellos son importantes, pero por su  especial complejidad podríamos subrayar aquellos relacionados con el almacenamiento y transporte de los productos y, por supuesto, los que están relacionados con el flujo constante y fluido de la información interdepartamental.

 

El almacenamiento de los productos

Cómo almacenar de la forma más eficiente posible la mercancía antes de su distribución forma parte de la llamada gestión de almacenes, un área especialmente importante de la gestión logística global y el punto de partida fundamental que marcará el éxito o el fracaso de las posteriores operaciones de transporte.

Como bien sabes, la gestión de almacén no consiste sólo en alquilar o comprar un local, colocar cuatro estanterías, dos ordenadores y empaquetar los productos para su envío. La gestión de almacén es una tarea compleja que necesita del liderazgo de un buen jefe de operaciones, un profesional con los conocimientos y habilidades suficientes como para ocuparse eficientemente de:

  • El almacenamiento óptimo de las mercancías para garantizar su longevidad y calidad.
  • La ubicación de cada producto en el lugar más adecuado del almacén. Esta colocación es vital no sólo para garantizar las mejores condiciones para cada mercancía, sino para agilizar los procesos de etiquetado, selección, clasificación, trazabilidad, empaquetado y envío.
  • La llamada trazabilidad de la mercancía o, lo que es lo mismo, la vida completa de cada producto desde que sale de fábrica hasta que se incorpora a la cadena de distribución.
  • El picking o preparación de productos para su envío: embalaje, etiquetado, etc.

 

El transporte de los productos

Seleccionar y gestionar las rutas, elegir la adquisición o el alquiler de la flota de vehículos más adecuada para transportar la mercancía al siguiente canal de distribución o, en el caso del delivery, al domicilio del cliente es lo que teóricamente conocemos como gestión del transporte. Este apartado de la gestión logística cobra más importancia cada día ya que no sólo es uno de los factores que más encarece las tareas logísticas, sino que ha adquirido un valor especial como transmisor de la imagen corporativa de una empresa. Elegir medios de transporte que utilizan energía eléctrica, por ejemplo, es, hoy por hoy, una de las mejores formas de comunicar a nuestro consumidor que somos empresa ecológica, sostenible, preocupada e involucrada en la mejora del medio ambiente, la optimización de los recursos básicos, la lucha contra la contaminación acústica y el deseo de mejorar la calidad de vida del ser humano.

 

La información interdepartamental

Controlar el flujo de transporte desde el almacén hasta la entrega final no se comprendería sin un control completo de la información que genera este importante proceso: información sobre las rutas, el transporte, la satisfacción final del cliente, el personal móvil, etc. Es lo que conocemos como gestión de la información dentro de la gestión logística y nos permite conocer a fondo las tareas que desarrolla nuestro valioso equipo humano, los recursos económicos y técnicos con los que contamos, los posibles problemas o deficientes en la cadena de suministros, la repercusión final de nuestras políticas de mejora de la motivación y la productividad del personal de almacén, logística y transporte, etc.

 

Objetivos principales de la gestión logística

Hoy por hoy es raro, por no decir imposible, encontrar una empresa de transporte o de delivery que no cuente con una gestión logística, pero ¿cómo podemos saber que esta gestión es todo lo eficaz que debería? Comprobando si los resultados de estas tareas cubren los siguientes objetivos básicos de la gestión logística:

  • Reducir los costes operativos: costes de almacenes, mantenimiento de flotas de vehículos, personal cualificado, etc.
  • Abrir nuevos mercados. Con el tiempo, una gestión logística bien planteada nos debe servir para acceder a otros mercados interesantes para nuestro crecimiento económico La gestión logística bien planteada no sólo debe mantener a una empresa en su mercado, sino que debe ayudarla a crecer y a abrir su abanico de clientes.
  • Mejorar nuestra competitividad. Una óptima gestión logística no sólo nos hace más grandes, también tiene que ser capaz de hacernos más fuertes, más competitivos, más eficientes y capaces de afrontar las crisis lógicas de un mercado cada día más cambiante y globalizado.
  • Garantizar la satisfacción del cliente. Como ya te hemos comentado en otros artículos del blog del ahorro económico y la competitividad para empresas, la satisfacción final del cliente es la máxima de las empresas más relevantes de nuestra sociedad. Así, un objetivo que debe cubrir nuestra gestión logística global es satisfacer las necesidades, expectativas y deseos de ese pilar básico de cualquier negocio grande o pequeño: su grupo de clientes.

 

Y tú ¿qué opinas? ¿Crees que podrías implementar cambios en tu gestión logística? ¡Déjanos leer tu opinión!


Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This
Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!