Externalización es una palabra traducida al castellano del término anglosajón “outsourcing” y se define como el proceso en el cual una empresa delega parte de sus procesos a otra compañía externa. Por ejemplo, muchas empresas pequeñas y medianas no pueden permitirse el gasto de un departamento de marketing propio. Por suerte para ellas, existen empresas dedicadas exclusivamente a ocuparse de las actividades que otras no pueden, por lo que estas pymes eligen la externalización como solución a su problema.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

Entre las ventajas más significativas de apostar por el outsourcing encontramos:

  1. Especialización. Cuando optamos por delegar ciertas actividades a otra compañía, debemos tener la seguridad de que el acuerdo sale rentable. No sólo hablamos a nivel monetario, también a nivel de eficacia y calidad. Por ello, existen empresas que se especializan en campos concretos con el fin de realizar aquellas obligaciones que otras no pueden cumplir.
  2. Calidad. La empresa externa estará formada por profesionales cuya amplia experiencia garantiza la calidad del servicio prestado.
  3. Ahorro. Cuando se externaliza parte de la producción o un servicio prestado, se paga por lo que se necesita. De esta forma se eliminan los posibles costes variables de tener un departamento propio. Si se externaliza parte del trabajo, el gasto es menor además de pasar a ser coste fijo. Esto hace que el gasto se mantenga constante, mejorando la organización.
  4. Disminución de los riesgos. Al contar con la mano de profesionales en el área, tenemos menos índice de error cuando hablamos de cumplir los objetivos. En caso de fallar, existe un contrato entre las partes sobre el que se podría discutir responsabilidades y obligaciones.
  5. El impacto en la organización es mucho menor y los resultados son más rápidos.

De estas ventajas nos quedaremos con la especialización. Lo normal es que la empresa a la cual se delega parte de la actividad tienda a especializarse en dichas tareas para ofrecer el mejor servicio a sus socios.

 

Se puede confiar en las empresas especializadas

Algunas empresas están sufriendo un descenso de clientes por ofrecer multitud de servicios sin especializarse en ninguno en concreto. Esto supone una bajada de precios intentando conseguir parte del mercado (para saber más sobre estrategias competitivas te recomendamos leer  ¿Por qué es tan importante la estrategia competitiva?). La especialización aparece como una alternativa que mantiene una estrecha relación con las empresas que quieren externalizar parte de su producción ya que dicho modelo de negocio trae numerosas ventajas como:

  1. Experiencia en el área. Una de las ventajas más obvias es que, fruto de la especialización que se consigue centrándose en un único área (como en el primer ejemplo de marketing) es la gran experiencia que se obtiene al centrarse en un segmento determinado, concreto y específico.
  2. Economías de escala. Algunos negocios pueden optar a conseguir economías de escala debido al volumen de trabajo. Esto solo se consigue si varias empresas confían en una sola para externalizar parte de su producción. Por ejemplo, la compra de materiales para la fabricación de un producto dirigido a muchos clientes sale más rentable que si se trabajara para una única empresa.
  3. Conocimiento. La experiencia trae consigo conocimiento y en el caso de las empresas ocurre exactamente lo mismo. Las compañías externas saben detectar las oportunidades, maximizar los beneficios, la eficiencia y la rentabilidad, lo que repercute directamente a las dos partes (cliente y empresa prestadora de servicio).
  4. Eficiencia. Una compañía llena de profesionales y expertos en el ámbito, hace posible conseguir una mayor eficiencia comparado con la propia empresa cliente que no tiene los medios ni recursos suficientes para conseguir los mismos objetivos.
  5. Capacidad de adaptación y reacción. Al tratarse de negocios que trabajan en un solo sector o actividad, es más fácil adaptarse a los cambios normativos, legislativos, operaciones, etc.
  6. Base de relaciones. La empresa prestadora puede servir de puente entre negocios que se dediquen a la misma actividad o formen parte del mismo sector. Pueden establecer relaciones comerciales entre ellas gracias a la empresa especializada.

Como hemos podido comprobar, la externalización va de la mano de la especialización. Gracias a esto aparecen empresas centradas en una única actividad proporcionando beneficios como la experiencia y calidad de servicio. En definitiva, confiar parte de la producción a una empresa externa de confianza es una buena elección en todos los sentidos para mejorar la productividad y optimizar recursos.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This
Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!