Hoy, en nuestro blog del ahorro económico y productividad para las empresas, vamos a hablar de un tema muy actual, que puede ser de gran utilidad a la hora de ponerte a pensar en cómo debe ir enfocada tu empresa hacia en el futuro: la industria 4.0 ya está aquí.

¿Qué se entiende por industria 4.0?

La época en la que vivimos está caracterizada por la tecnología. Ésta nos ayuda a todos en nuestro día a día y, sobre todo, en nuestros trabajos y ya se empieza a hablar de una cuarta revolución industrial lo que significa que la industria pasará a ser mucho más inteligente.

Pero… ¿qué pasará en las empresas? Y… ¿cómo debemos enfrentarnos a esta nueva etapa?

El futuro estará caracterizado por lo que es conocido como inteligencia artificial que hará cambiar la oferta y la demanda de trabajo y, por ende, conllevará a grandes cambios sociales. Por ejemplo, ¿has pensado en cómo cambiarán las oportunidades de trabajo cuando la generación de los millennials o la nueva generación Z – la generación nacida a partir de los años 2000, dependientes de la tecnología – se enfrenten de lleno al mercado laboral? Esto, entre otras cosas, será lo que debamos tener en cuenta para que nuestra empresa siga siendo rentable y entre dentro de la industria 4.0.

El marketing 4.0

¿Has pensado alguna vez en cómo sería útil a la par de cómodo si la alarma de nuestro despertador sonase un poco antes porque nuestro smartphone ya supiese que hay tráfico para ir al trabajo? Es decir, pensar en ¿qué útil sería si todos nuestros dispositivos electrónicos supiesen cómo reaccionar al entorno? Pues bien, aunque te parezca increíble esto ya se está empezando a realizar gracias a lo que se conoce como el “Internet of things”, gracias al Internet de las Cosas Internet of things cada vez son más los dispositivos que se “comunican” entre ellos para hacer un cambio en su big data.

En menos años de los que te imaginas nuestra vida se verá afectada por este tipo de fenómenos, ¿será algo ventajoso o no? Esto ya lo comprobaremos. Pero lo que sí que sabemos desde ya, es que si quieres que tu empresa no se quede atrás tendrás que ajustarla a esta nueva tendencia.

¿Cómo será tu marketing? 

Una de las características que tu equipo de marketing tendrá que poner en marcha es la geolocalización. Tus acciones deberán ir cada vez más hacia el detalle, hacia un marketing personalizado a cada cliente, pero… ¿y cómo de hace esto? Tendrás que saber adaptar las nuevas tecnologías a tus necesidades y a las de tus clientes, de manera que la realidad aumentada y el marketing virtual sea tu punto fuerte, interactuando con tus clientes mucho antes de que incluso ellos conozcan tu producto para, así, crearles una necesidad de compra sin que ellos se den cuenta.

El trabajo del futuro

Ya hemos hablado de las nuevas generaciones, pero… ¿estamos listos para acogerlas en nuestra empresa?

Estudiar y aprender hoy es diferente a como se hacía en el pasado, las Universidades ahora están llenas de carreras nuevas y que se orientan hacia el trabajo del futuro y aquellas que tengan más salidas son las que dictarán nuestro futuro y el de nuestros jóvenes.

¿Cuáles serán las profesiones del futuro?

Todas las empresas tendrán que buscar a profesionales de las nuevas tecnologías y a personas especializadas en un tema en concreto. La característica fundamental que deberá tener una persona será la flexibilidad y adaptabilidad porque no será posible pararse y no tener formación continua en el mundo del futuro. Tanto es así que un buen jefe de operaciones será fundamental para entender el futuro y empujar a los trabajadores a que sean proactivos y a que llenen tu empresa con ideas nuevas.

¿Serán sólo trabajos para jóvenes?

¡No! Puede ser que sea más fácil por ellos, pero la puerta está abierta para todo el mundo que no tenga miedo al cambio y a enfrentarse de manera firme al futuro, ese futuro que ya está llamando a nuestras puertas.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This