Localizar personas y vehículos de reparto o de transporte son dos de las responsabilidades principales del departamento de gestión de rutas. Las razones son varias: optimización del tiempo de trabajo y del combustible, control de incidencias, mejora de la experiencia final de nuestros clientes, etc. Como ya te hemos contado en nuestro blog, actualmente existen diferentes aplicaciones para dispositivos móviles que nos ayudan a localizar personas y vehículos con mucha facilidad, pero hoy vamos a hablar de algo completamente diferente, dos recursos para localizar personas que parece salidos de las películas de espías del siglo pasado, pero que cada día utilizan más responsables de la gestión de rutas: los gadgets de geolocalización.

 

Descárgate la guía:  Reducción de costes a partir de la movilidad eléctrica

 

Localizar personas con GPS imantados

Si eres fan de la serie “Breaking Bad” o de los libros de John Le Carré seguro que recuerdas esas escenas en las que alguien se agacha furtivamente debajo de un coche y pega “algo” debajo del parachoques o de la puerta. Hoy por hoy a estos aparatitos se les llama en el mercado “gadgets GPS imantados” y se trata de unos dispositivos diminutos de geolocalización que se colocan discretamente en las motos eléctricas o de gasolina, los coches o las furgonetas para localizar personas o tener permanentemente localizados a esos vehículos de trabajo durante la jornada diaria.

Existen diferentes modelos de GPS imantados en el mercado, dispositivos que combinan su funcionalidad con diferentes apps de localización de personas y vehículos para tener localizado a tu objetivo durante todo el día. El precio de estos dispositivos inteligentes para localizar personas varía en función del tamaño y las prestaciones, pero podemos encontrar un buen GPS imantado desde 200 y 250 euros aproximadamente.

 

Localizar personas con un rastreador universal

Uno de los problemas de los gadgets imantados anteriores es su tamaño ya que a veces necesitamos localizar personas de nuestra plantilla que hacen el reparto a pie o en bicicleta. El mercado también tiene en cuenta estas necesidades y pone a nuestra disposición unos gadgets llamados “mini rastreadores universales”. Son pequeños dispositivos de geolocalización con una funcionalidad parecida a los GPS imantados, pero con un tamaño mucho menor que hace que pasen inadvertidos tanto en vehículos pequeños como bicicletas o scooters, como en portátiles, carteras, ropa e, incluso, correas de mascotas para evitar pérdidas y robos.

Los rastreadores universales o mini GPS no sólo son pequeños de tamaño – de forma cicurlar con unos 4,5 centímetros de diámetro- también son muy ligeros de peso  – entre 80 y 85 gramos-. El precio de este sistema portátil para localizar personas es, en cambio, mayor que el de los dispositivos más grandes: entre 245 € y algo más de 300 €, eso sí, casi todos los modelos que hemos visto para elaborar este artículo incluyen la plataforma de Internet de apoyo gratuita, las actualizaciones de las apps para localizar personas asociadas a estos pequeños gadgets, etc.

 

¿Por qué es importante localizar personas?

Desde el punto de vista empresarial, localizar personas que se ocupan del reparto de mercancías o del transporte es importante para optimizar la inversión que la empresa está haciendo tanto en personal, como en flotas de vehículos de transporte para el delivery.

Las motos eléctricas o de gasolina son, quizá, los vehículos de transporte preferidos de las empresas que ofrecen servicios de delivery a sus clientes, un sistema logístico en el que el tiempo de llegada del producto al domicilio del cliente es esencial para el éxito de la operación. Una de las formas de que una empresa pueda garantizar que su personal móvil de reparto siga las rutas asignadas en el tiempo previsto es incorporar un GPS en el vehículo de reparto, uno de los dos gadgets que te hemos comentado en el artículo de hoy y que esperamos que te sea de utilidad.


Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This