Después de un buen tiempo decidiendo qué moto era más adecuada para nuestra flota de reparto hemos terminado eligiendo un modelo que encaja como anillo al dedo en lo que buscábamos. Pero ahora todavía nos queda la difícil tarea de llegar a la conclusión sobre qué baúl de moto es más adecuado bajo nuestras circunstancias. Existen diversos modelos entre los que elegir, con características muy personalizadas y rasgos que pueden llevar a que nuestros empleados se encuentren más a gusto mientras estén conduciendo. Por ello hoy repasaremos algunos de estos factores que nos permitirán llegar a una mejor conclusión al respecto.

 

Descárgate la guía gratuita: Delivery: claves para el éxito

 

Eligiendo un buen baúl para moto

El primer factor que se debe tener en cuenta a la hora de elegir el baúl que más encaje en nuestro caso es el tamaño de la propia moto que vamos a utilizar. Su tamaño, potencia y características adicionales harán que tengamos que optar por un baúl u otro para proporcionar la mayor estabilidad y rendimiento a la moto. Es lógico, puesto que nunca nos plantearemos introducir un baúl demasiado grande y pesado en una scooter, sobre todo bajo unas circunstancias en las que podamos cometer el error de cargar más peso del posible en el mismo. Esto podría conducir a que el motorista que estuviera sobre el scooter sufriera una caída y a que el producto que estuviéramos repartiendo se viera afectado. Por ello es muy importante ser conscientes con el tipo de baúl que seleccionamos.

A las scooters les vienen bien los baúles más ajustados en cuanto a tamaño y peso, sin buscar nada que resulte exagerado, pero beneficiándonos de un espacio conveniente para que sea posible trasladar cualquier tipo de objeto. Los baúles de las scooters tienen una mayor capacidad de la que podamos imaginar, llegando incluso a 20 o 30 litros dependiendo del modelo. Si quisiéramos un baúl que llegara a cerca de los 50 litros en ese caso deberíamos disponer de otro tipo de moto, como una maxi-scooter, por ejemplo.

Para el reparto de comida a domicilio o en la entrega de otro tipo de artículos, sobre todo ahora que el reparto en el mismo día se está poniendo de moda en las tiendas online, los baúles clásicos de las scooters ya aportan espacio más que suficiente. Además, no interfieren en el pilotaje de la moto y es bastante frecuente que dispongan de sistemas de anclaje muy simplificados. Son baúles que tienen incorporados en muchos de los casos parrillas de anclaje, lo que implica que solo los tenemos que colocar en el portaequipajes de la moto para que se encuentre instalado de inmediato sin ningún tipo de complicación.

En otros casos la instalación del baúl puede exigir que utilicemos un sistema de monorack, con el cual instalamos unas barras laterales que ayudan a que se fije el espacio en el cual introduciremos la carga a repartir. En ambos casos es un sistema idóneo respecto a otros métodos de almacenaje que se han ido viendo en el mundo de las motos, pero que no son tan aptos para flotas de empresas y servicios a domicilio (como las maletas laterales).

 

¿Qué debe tener un buen modelo?

Todo dependerá de cuáles sean nuestras exigencias, dado que cada negocio debe ser consciente del uso que harán de los baúles y de las motos en sus respectivos procesos de trabajo. No está de más que optemos por un baúl que permita trasladar la carga con protección para la lluvia, puesto que es bastante frecuente que llueva y no hay que olvidar que esto podría ser negativo para el producto o alimento que se esté transportando. Lo mismo debe decirse sobre la capacidad para mantener la temperatura, algo que tiene mucho éxito entre los restaurantes o empresas dedicadas a transportar comida a los hogares de sus clientes.

Los buenos baúles también aportan seguridad añadida mientras se está conduciendo, para que no haya ningún riesgo de caída y enfatizan la conducción aerodinámica del vehículo. Para esto se usan sistemas en los que se reduce el volumen de ruido del viento mientras estamos conduciendo. Otros rasgos a valorar es que los baúles dispongan de un diseño que evite la compresión y los efectos del movimiento en situaciones en las que la conducción no sea estable, así como que se refuercen las medidas anti robo.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This