Al tratarse de un vehículo de transporte relativamente nuevo, la moto eléctrica es todavía una gran desconocida entre los usuarios. Pese a todo, cada vez con mayor frecuencia se ven en las ciudades motos eléctricas y vehículos impulsados gracias al poder de la electricidad, y están empezando a sustituir a los de combustión, tanto para uso personal como para empresas de mensajería y reparto a domicilio.

 

A la hora de lanzarse a comprar una scooter eléctrica, son muchas las dudas que surgen en relación a la duración de las baterías y dónde se puede recargar este tipo de vehículo eléctrico.

 

La mayoría de las baterías suelen ser de Ión-Litio y tienen una vida útil estimada de entre 1.000 y 1.500 ciclos de carga completos. A diferencia de las antiguas baterías de plomo, las de litio se comportan mucho mejor por lo que se conoce como “efecto memoria”, pudiéndose cargar incluso varias veces al día sin que esto resulte un problema.

 

 

2 formas sencillas de recargar tu moto eléctrica

 

El proceso de recarga ha evolucionado a un ritmo vertiginoso en los últimos años y actualmente es algo relativamente sencillo. Según el modelo de moto eléctrica que te decidas a comprar, es probable que ya cuente con baterías extraíbles por el propio usuario, facilitando mucho todo el proceso de recarga, ya que podremos sacarlas de la moto y cargar en cualquier enchufe como si de nuestro smartphone se tratara.

 

Carga mediante corriente alterna y un enchufe doméstico

Si tu scooter eléctrica tiene baterías extraíbles, esta va a ser la forma más cómoda que existe para recargarlas. Simplemente saca la batería de la moto, llévatela a casa, la oficina o el garaje y conéctala mediante el cable de carga que te haya facilitado el fabricante a un enchufe doméstico no industrial de 220 voltios (tipo Schuko).

 

La duración de una recarga completa varía entre 3-6 horas y dependerá del tamaño de la batería de la moto. El proceso de recarga de la batería es más lento que a través de los puntos repartidos en la ciudad, principalmente porque el cable utilizado no es el mismo y la instalación no está tan preparada.

 

Recuerda que puedes iniciar la recarga de la batería en cualquier momento, por lo que no tienes que esperar a que se haya agotado completamente. Eso sí, como veremos a continuación, es recomendable hacer un ciclo completo de recarga cada 2 meses para mantener en estado optimo el rendimiento de la batería.

 

 

Puntos de recarga en calles y parkings públicos

Independiente de si tu moto eléctrica cuenta con baterías extraíbles o no, también tienes la posibilidad de recargarla en los diferentes puntos de recarga que existen repartidos por las ciudades y/o aparcamientos públicos (por ejemplo, en centros comerciales y hoteles). En este mapa puedes ver todos los puntos de recarga que existen en España.

 

A pesar de que, sobre todo en las grandes ciudades, hay una buena red de puntos de recarga, todavía queda un largo camino por recorrer, haciendo casi indispensable tener una forma de recargar el vehículo eléctrico en el propio garaje.

 

La mayoría de los puntos de recarga a pie de calle son de recarga normal (entre 10 A y 16 A, hasta 3,7 kW de potencia). En menor medida existen los de recarga acelerada (6,9 kW) o semi-rápida (hasta 22 kW).

 

La mejor opción son los de recarga rápida (entre 43 y 80 kW de potencia), existiendo solamente 60 en Cataluña. Aunque recientemente hemos sabido de una nueva línea de ayudas que destinará 860.000 euros para la instalación de 22 nuevos puntos de recarga rápida.

 

Consejos para cuidar la batería de tu moto eléctrica

 

El mantenimiento de una scooter eléctrica, al ser más sencilla que una de gasolina, es más barato y con menos probabilidades de sufrir averías con el paso del tiempo.

 

La autonomía de las baterías depende de varios factores, entre ellos el tamaño de la misma, la forma de conducción de la moto eléctrica, el peso del conductor y el tipo de terreno por el que se conduce. Teniendo en cuenta estas variables, una batería de litio suele durar entre 45km y 100km, dependiendo del modelo de moto.

 

Siempre es importante saber cómo hacer un buen uso de las baterías para alargar su vida útil y que no sufra un desgaste innecesario. En Cooltra, te damos estos 5 consejos:

 

  • No expongas la batería de tu moto a altas temperaturas. El calor puede afectar negativamente al rendimiento de la misma, por eso te recomendamos no aparcar durante periodos prolongados al sol si quieres proteger la vida útil de tu batería.
  • Intenta realizar un ciclo de carga completo cada dos meses. Esto significa dejar que se agote completamente la batería antes de ponerla a cargar de nuevo. Es importante que la recarga se produzca al 100%, así que no interrumpas el proceso.
  • El estilo de conducción puede afectar al rendimiento de la batería. Un exceso de “conducción deportiva” donde se requiere mayor cantidad de energía en periodos prologados puede hacer que se caliente en exceso la batería de tu moto eléctrica.
  • Desenchufa la batería una vez llegue al 100% de carga. No es recomendable que dejes la moto/batería conectada una vez se haya completado el ciclo de recarga ya que afecta negativamente a su rendimiento futuro.
  • Por último, si vas a dejar de utilizar la moto durante varios días o semanas, es recomendable que lo hagas con un nivel de batería un poco por encima del 50%. En caso de que sean baterías extraíbles, llévalas contigo con dicha carga y guárdalas en un lugar fresco y ventilado para evitar calentamientos.

 

motos electricas

 

Pin It on Pinterest

Share This