¿Sabes cuántos millones de euros se pierden al año por culpa de los atascos?: 5.500. ¿Y cuántas horas de trabajo pierden esos sufridos automovilistas atrapados en los atascos? 420 millones de horas. Las cifras las obtenemos de uno de los interesantes informes que publica periódicamente ANESDOR, la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas. Hoy en nuestro blog hablamos de la moto eléctrica, de la movilidad sostenible y del precio que estamos dispuestos a pagar para evitar pérdidas millonarias por culpa de la falta de concienciación sobre un medio de transporte limpio, ecológico, rentable y sostenible, la moto eléctrica.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

La movilidad sostenible en cifras.

El término movilidad sostenible es relativamente nuevo y ha surgido por un problema que sufren todos los países en mayor o menor medida: el deterioro del medio ambiente y de la calidad de vida de las personas que viven en los núcleos urbanos.

El progresivo crecimiento de vehículos particulares ha ido a la par en el crecimiento del daño que está sufriendo el medio ambiente y el resultado no podría ser otro que esos altísimos índices de contaminación que han obligado a los Ayuntamientos de las grandes ciudades a tomar medidas extremas. Desde esos mismos ayuntamientos oímos cada vez más voces que defienden el uso de motos y coches eléctricos para evitar la contaminación, la pérdida millonaria de tiempo de trabajo productivo, los trastornos de la salud de cientos de miles de personas y el deterioro imparable del planeta.

No hace mucho el Ayuntamiento de Madrid publicó un interesante informe en el que estudiaba qué pasaría si el 9% de los turismos de la capital se sustituyeran por motos:

  • Las emisiones de óxido de nitrógeno se reducirían más de un 4%.
  • Las emisiones de dióxido de nitrógeno se reducirían más de un 7%.
  • El tiempo de desplazamiento en la ciudad se reduciría entre un 50% y un 70%. Este dato borraría de un plumazo la pérdida millonaria de horas de trabajo productivas. Además, el tiempo empleado en buscar aparcamiento y el coste de aparcar en garajes y parkings también se reduciría considerablemente.

Las ventajas apuntadas sobre la elección de vehículos ligeros se refieren a todo tipo de motos. Suma ahora las ventajas medioambientales, de mantenimiento y de reducción de contaminación acústica de la moto eléctrica y verás que su precio es más rentable a medio plazo para todos: para el motociclista y para todo el entorno que le rodea.

 

Calcular el precio real de la moto eléctrica.

Una de las primeras preguntas que se planteaba antes la gente cuando iba a comprar un coche era “diesel” o “gasolina”. En aquel entonces las diferencias de precio entre los vehículos diesel o gasolina estaban muy marcadas por lo que el comprador hacía sus cuentas teniendo en cuenta el gasto que implicaría ese vehículo a medio plazo: mayor durabilidad de los motores diesel, un coste mucho menor al llenar el depósito, etc.

Hoy en día, los avances de la industria del motor han desdibujado un tanto estas diferencias entre vehículos diesel y gasolina, pero la costumbre no ha abandonado a los compradores sensatos que piensan a medio y largo plazo, pero ahora la variable a valorar es “gasolina” o “electricidad”. Si lo piensas desde este punto de vista, el precio de una moto eléctrica gana con creces la partida desde todos los puntos de vista de la movilidad sostenible:

  • Cero emisiones contaminantes al medio ambiente.
  • Cero emisiones de ruido o, lo que es lo mismo, cero contaminación acústica.
  • Mantenimiento y reparaciones más económicas.
  • Menor coste de la fuente de energía empleada.
  • Menor impacto en la calidad de vida de los ciudadanos (atascos, ruido, emisiones contaminantes que se traducen en estrés, afecciones cardiacas y pulmonares, reacciones alérgicas, etc.).

 

¿Quieres saber qué tipo de moto – eléctrica o de gasolina- contamina más? Pulsa aquí.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This