La movilidad sostenible es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las ciudades europeas del mundo, sobre todo porque hoy en día resulta complicado imaginar una ciudad sin vehículos contaminantes y libres de emisiones. Moverse con un vehículo sostenible, como por ejemplo una moto eléctrica, es una alternativa cada vez más real. Las ciudades están más preparadas que nunca gracias a las decenas de puntos de recarga que hay en las calles, pero todavía nos queda un largo camino por recorrer.

Para entender un poco cuál es la situación real de la movilidad sostenible en 2018, el Instituto Wuppertal ha realizado un estudio donde se analiza el rendimiento de 13 ciudades europeas como Oslo, Copenhague, Madrid, París o Roma en relación con el transporte sostenible y la movilidad.

Para evaluar el transporte y la movilidad sostenible en las 13 ciudades que recoge el estudio, se han utilizado 21 indicadores diferentes repartidos en cinco categorías:

  • Movilidad activa
  • Calidad del aire
  • Transporte público
  • Gestión de la movilidad
  • Seguridad vial

Con toda la información, recopilada a través de informes de Internet y de movilidad, portales de datos abiertos y comunicación directa con los funcionarios de las ciudades que trabajan en los departamentos pertinentes, Copenhague ocupa el primer puesto del ranking de ciudades europeas que apuestan por la movilidad sostenible con 56,5 puntos. Le siguen Ámsterdam en segundo lugar con 55 puntos y Oslo, en tercer lugar, con 49,5 puntos.

A continuación, el ranking completo:

Puesto Ciudad
1 Copenhague
2 Ámsterdam
3 Oslo
4 Zúrich
5 Viena
6 Madrid
7 París
8 Bruselas
9 Budapest
10 Berlín
11 Londres
12 Moscú
13 Roma

 

Si quieres acceder al informe completo puedes hacerlo a través de este enlace.

 

Madrid no aprueba en movilidad sostenible

 

El informe sobre movilidad sostenible otorgó la sexta posición a la ciudad de Madrid. A pesar de no ocupar las últimas posiciones y situarse por encima de la primera mitad de la tabla, la ciudad española suspende con una nota global de 4,3 puntos.

Los apartados que fueron valorados de forma más positiva en Madrid fueron lo de movilidad activa y en menor medida, transporte publico y seguridad vial. Por desgracia, obtiene una puntuación muy baja en los apartados de calidad del aire y gestión de la movilidad.

Sin embargo, es importante destacar los esfuerzos que la comunidad de Madrid está haciendo en los últimos años con el objetivo de implantar una zona libre de emisiones contaminantes y así mejorar la calidad del aire. Actualmente ya existen restricciones a los vehículos en el centro de la ciudad y para el año 2025 se espera que se amplíe a todos los vehículos que no tengan una etiqueta de emisiones válida para el área municipal.

 

Ventajas de los vehículos eléctricos

 

Una de las principales formas de promover un modelo de movilidad sostenible libre de emisiones es a través de los vehículos eléctricos en las ciudades. Todavía hay mucha gente que desconoce las características de los coches y motos eléctricas, por eso queremos que sepas algunos de los beneficios derivados de su uso:

  • Ahorros en combustible. Recargar un vehículo eléctrico es mucho más económico que llenar un depósito de gasolina. Según el consumo realizado, puedes ahorrar hasta 50€ al mes en combustible.
  • En el caso de las motos eléctricas, existen modelos con baterías extraíbles para que las puedas cargar dónde tú quieras; en cualquier sitio.
  • Sin inversión inicial. Sabemos que el precio de compra de un vehículo eléctrico es caro. Pero puedes iniciarte en este mundo y disfrutar de las ventajas económicas que te ofrece un alquiler con opción a compra o un alquiler por meses sin permanencia.
  • Peajes gratis. Si vives en Cataluña y tienes un vehículo eléctrico no tendrás que volver a pagar por los peajes nunca más.
  • Mejorar la calidad del aire y del medio ambiente gracias a la reducción de los motores de combustión contaminantes
  • Ciudades más silenciosas derivadas de la ausencia de contaminación acústica
  • Menor consumo. En el caso de las motos eléctricas, dependiendo del modelo, el consumo puede ser de 0,50€ por una recarga de batería con 100km de autonomía.
  • Menos reparaciones. Al tener un motor más sencillo no necesita de un mantenimiento específico. Además, por los componentes utilizados en su fabricación, los vehículos eléctricos son menos proclives a tener averías que uno de combustión.
  • Impuestos y deducciones. El impuesto de matriculación es gratuito para emisiones inferiores o iguales a 120 gr/km CO2. También existen deducciones y bonificaciones según la comunidad autónoma y/o ayuntamiento.

motos electricas

 

 

Pin It on Pinterest

Share This