Tanto en el blog de Cooltra, como en otros entornos web de nuestro sector profesional encontrarás buenos artículos que te explican en detalle las múltiples ventajas que tiene el renting respecto a otras modalidades de alquiler de vehículos. Una de sus ventajas más importantes es el ahorro tanto de costes directos como indirectos (mantenimiento, papeleo, gestión de flotas…), pero esa ventaja es, precisamente, una de las que utilizan los pícaros que intentan engañar al consumidor con falsas ofertas de renting, ofertas que no solo no son más económicas para el cliente final, sino que pueden dar serios disgustos a la empresa engañada. Hoy en el blog de Cooltra nos fijamos en las ofertas renting donde no es oro todo lo que reluce.

 

¿Qué tener en cuenta ante las ofertas de renting?

Para diferenciar una buena oferta de renting de otra que no lo es, no solo hay que fijarse en el precio final que abonaremos al mes por nuestra moto, turismo, camión o flota de vehículos. Por supuesto que ese importe mensual es un parámetro importante para hacer nuestras cuentas y tomar decisiones, pero… no es el único. Hay que leer la letra pequeña y fijarse en todas y cada una de las cláusulas que normalmente aparecen en letra pequeña en el contrato de renting que vamos a firmar. Veamos algunas de esas condiciones:

El mantenimiento.

Las ofertas de renting sumamente baratas suelen esconder entre su letra pequeña múltiples artimañas para compensar ese desembolso mensual que exigen otras empresas de renting de vehículos más consolidadas y fiables. Una de las tretas más habituales es restringir los costes de mantenimiento de esas partes del vehículo que se gastan con el tiempo, por ejemplo, las ruedas. Algunos contratos de renting incluirán el cambio de ruedas en un periodo de tiempo lógico, pero otros muchos no. Fíjate en ese punto y, si no aparecen incluidos los costes de mantenimiento como cambio de ruedas, de aceite o de filtros, incluye su coste aproximado en la cuenta total del renting que te están ofreciendo, así distinguirás si esas ofertas de renting son tan ventajosas como parecen a primera vista o son oro del que no reluce.

 

El tuneo.

Cuando firmamos un contrato de renting a largo plazo, tendemos a tratar el vehículo como si fuera nuestro y, a veces, caemos en la tentación de personalizarlo cambiando el equipo de música, insertando altavoces, tintando los cristales… Eso está bien, siempre y cuando no olvidemos revisar el contrato que hemos firmado si la empresa de renting nos puede penalizar si incorporamos cambios en el vehículo sin su autorización previa y por escrito.

 

La cancelación del contrato de renting.

A no ser que firmes un contrato de renting flexible, deberás hacer frente a un pago extra si decides cancelar tu contrato de renting antes de que se cumpla el plazo acordado. Antes de firmar el contrato de una estupenda oferta de renting, fíjate en esa cláusula, es una de las preferidas por los pícaros del mundo renting.

 

El kilometraje.

Algunas ofertas de renting sospechosamente baratas esconden en su letra pequeña un truco bastante eficaz: anotar un límite bajísimo del número de kilómetros que puede realizar el vehículo a lo largo de un año. Atención a esta cláusula porque algunas compañías cobran una penalización excesiva si el coche o la moto superan ese límite de kilometraje anual.

 

¿Quieres información sin letra pequeña sobre nuestras ofertas de renting? ¡Pulsa aquí!



Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This