La respuesta es que sí. En la actualidad se puede iniciar, legalmente, un despido estando de baja un empleado, tanto por enfermedad como por accidente laboral, siempre que se justifiquen las causas que prevé la ley para despedir a un trabajador.

Aunque, para un despido estando de baja, no todos los casos son iguales y tampoco todas las bajas, ya que hay algunas que están protegidas (como las bajas legales por maternidad o paternidad). También, podrían considerarse como nulos, aquellos despidos que tengan como fundamento algunas de las causa de discriminación prohibidas en la Constitución (artículo 14), pero la enfermedad no es una de ellas.

En todo caso, la empresa debe saber que cualquier despido en esta situación puede ser denunciado y llevado a los tribunales por el trabajador y allí, según cada caso, puede ser declarado judicialmente improcedente o nulo.

  • Despido improcedente: aquel en el que la sentencia determina que no están bien justificadas las causas que lo motivan.
  • Despido nulo: se produce si no cumplen los requisitos establecidos, también por causas de discriminación o violación de los derechos o libertades fundamentales, o cuando se produce en periodo de baja por maternidad o paternidad.

Sólo en el caso de despido nulo, la empresa tiene la obligación de reincorporar al trabajador. Si el despido es declarado improcedente, la empresa puede seguir adelante con el despido pero pagando una indemnización mayor, al no estar justificado.

El reglamento de los despidos se regula en el Estatuto de los Trabajadores (ET) y se puede formalizar legalmente en estos casos: despido disciplinario y despido por causas objetivas.

 

Descárgate la guía gratuita: CONTRATACIÓN INTELIGENTE

 

Despido estando de baja en los casos legales

Hay que entender, que las causas legales para despedir a un trabajador son validas tanto si se encuentra de baja cómo si no. La ley prevé estos casos:

Aunque normalmente están previstas en el Convenio Colectivo, la reglamentación principal está en el artículo 54 del ET. Las causas principales que permiten ese despido son: faltas repetidas no justificadas por impuntualidad o absentismo, la indisciplina o insubordinación, el acoso o las ofensas físicas o verbales a otros trabajadores y la embriaguez o drogadicción.

El motivo principal que suelen esgrimir las empresas como causa objetiva, son las razones  económicas, técnicas, organizativas o de producción (artículo 51.1 del ET).  Son elementos muy amplios y no siempre es fácil justificarlos. En las razones económicas la normativa nos habla de una situación económica negativa que persista durante tres trimestres consecutivos. Además, en los artículos 52 y 53 del ET, se recogen estas otras causas: ineptitud del trabajador, falta de adaptación a los cambios en su puesto de trabajo o por un número concreto de faltas de asistencia.

En ambos casos, se puede iniciar el despido estando de baja el trabajador, si la empresa puede probar y justificar alguno de estos despidos. Es importante también, que si el trabajador recibe el alta médica debe incorporarse en un plazo máximo de 24 horas laborales, si no lo hace la empresa puede considerarlo como una ausencia injustificada, que puede ser utilizada, en caso de persistir, para proceder a un despido justificado.

 

Causas que no permiten el despido estando de baja

Estas son las situaciones que pueden declarar un despido estando de baja como nulo.

  • Durante el permiso de maternidad, por riesgo durante el embarazo u otras situaciones derivadas del embarazo o la lactancia; por adopción o acogimiento o por paternidad.
  • Se aplica también en situaciones de excedencia. A los derechos de las trabajadoras, víctimas de violencia de género, de reducción o reordenación de su tiempo de trabajo. A los casos de movilidad geográfica o por cambio de centro de trabajo. En los casos de suspensión de la relación laboral.
  • Cuando los trabajadores, en su derecho, se hayan quejado de alguna irregularidad por parte de la empresa, por ejemplo, presentando una denuncia en la Inspección de Trabajo. En ese caso, se puede entender que la medida adoptada por la empresa es una represalia que vulnera la garantía de indemnidad el trabajador.
  • Cuando el despido tenga como fundamento alguna causa de discriminación prohibida prevista legalmente en la Constitución (en su artículo 14)

Así pues, no es nulo el despido en situación de baja por enfermedad o accidente del trabajador. Pero sí lo sera, cuando concurran factores de discriminación o vulneración de derechos fundamentales o se esté en alguna de las situaciones citadas anteriores.

 

CONTRATACIÓN

Pin It on Pinterest

Share This