El trabajo de los repartidores ha cambiado mucho en las últimas décadas. En el pasado, cuando los avances tecnológicos no habían comenzado a despegar, estos repartidores recibían una dirección de entrega y debían organizarse con sus mapas o conocimiento de las calles para llegar lo antes posible. Pero con el paso de los años esto ha cambiado de manera significativa. Ahora existen herramientas que permiten organizarlo todo, como es el caso del planificador de rutas de reparto, que se ha establecido como la herramienta imprescindible para estipular el trabajo que se realizará justo en el momento de salir del almacén de la empresa.

Esto le ha cambiado la vida a los transportistas y repartidores, cuyo día a día se ha simplificado en gran medida, sobre todo cuando tienen que afrontar una complicada ruta de reparto. Solo hay que utilizarlo para delimitar las franjas de entrega de cada envío y las direcciones a fin de hacer un planning que ayude a que todo esté controlado. E incluso se pueden planificar situaciones adversas que puedan llevar a tener que tomar decisiones de última hora con las que se pueda jugar para llevar a cabo el trabajo de manera exitosa. Hoy veremos cuáles son los aspectos que debe proporcionar uno de estos sistemas de planificación.

 

Planificación a fondo

La misión principal de este software se encuentra centralizada, como su propio nombre indica, en que podamos planificar la ruta de una forma exitosa. Todo lo que hagamos antes de comenzar el reparto está gestionado por el programa. Esto incluye la organización de las rutas tal y como hemos mencionado anteriormente, siendo posible configurarlas teniendo en cuenta distintos factores. Por ejemplo, los horarios de entrega que se hayan pactado con el cliente, la prioridad que tenga cada envío o la distancia que separe los distintos puntos por los que debe pasar el repartidor. El programa se ocupa de la parte pesada, que viene a ser la organización de las rutas de una manera lógica para aumentar la productividad. Si un planificador de rutas no nos proporciona este soporte, será conveniente que nos fijemos en otro.

En la elaboración de las rutas debemos tener a nuestra disposición elementos añadidos que ayuden a personalizar cada una de las entregas. Esto incluye indicar la duración de las visitas o el horario que tiene el conductor como parte de su jornada laboral. Para mayor comodidad el programa también debe dar soporte a la introducción de datos específicos, como viene a ser la identificación de lo que se está repartiendo, el nivel de peso o el volumen. Así mismo, los mejores planificadores también dan opción no solo de gestionar el día a día, sino de planificar las rutas de los repartidores a largo plazo, abarcando períodos de semanas e incluso de meses completos si se espera que haya repartos rutinarios bajo distintas condiciones.

 

Soporte de seguimiento

Como complemento, los planificadores de rutas también proporcionan soporte para realizar el seguimiento. En este sentido se contempla que tengamos desde la central información actualizada en cada momento de la ruta que está tomando el repartidor y que este, en caso de tener algún contratiempo, pueda informar al momento para solucionar el problema. Esto permite que los repartidores estén más tranquilos y que siempre haya seguridad para cumplir con los procesos de entrega pactados con los clientes. Siempre se tomará de referencia la ruta incluida en la planificación que tendrá que seguirse a rajatabla salvo excepciones.

Dentro del control de seguimiento es necesario que nos fijemos en que el software también incorpora otras funciones añadidas de gran relevancia. Por ejemplo, que se ofrezca un sistema de validación activa por el cual el receptor de la entrega pueda atestiguar mediante firma digital que ha recibido el envío y que, por lo tanto, ha terminado el proceso que se había pactado con él. También es conveniente tener una geolocalización del cliente y acceso a un historial completo que permita analizar los procesos de entrega con la intención de tratar de aumentar el rendimiento de determinados repartidores.

Teniendo estos dos bloques en cuenta es fundamental que analicemos las distintas opciones que se nos proporcionan para gestionar nuestros repartos y que seleccionemos el software más adecuado en cada uno de los casos. No es recomendable optar por un programa que no nos haya convencido en cuanto a los rasgos que proporciona, dado que una vez lo implementemos ya habremos invertido recursos que luego desperdiciaremos. Cuanto más eficiente sea el planificador de rutas más éxito alcanzaremos con los repartos que gestionemos desde nuestra empresa y más contentos estarán nuestros clientes.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This
Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!