Son muchas las compañías de nuestro país que apuestan, cada vez más, por la movilidad eléctrica. Contar con una flota ecológica reduce los gastos en combustible, pero, además, convierte la empresa en un entorno de concienciación que trabaja para poder ceder a las próximas generaciones un futuro mejor.

Se trata de una acreditación impulsada por AEGFA (Asociación Española de Gestores de Flotas de Automóviles) e IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). Se otorga a todas esas compañías y entidades públicas que cuenten con una flota eléctrica y deseen distinguirse por la apuesta firme en mejorar la eficiencia energética y disminuir las emisiones contaminantes y de efecto invernadero.

acreditación flota ecológica

 

La nueva era de la flota ecológica no está a años luz

Lo que hace unos pocos años parecía algo imposible, es ya una realidad. Empresas de mensajería, delivery e incluso compañías de servicio de instalaciones se desplazan cada vez más con vehículos eléctricos, hecho que supone una reducción de gastos notable para la empresa y, además, un punto positivo -al que también podríamos llamar “punto verde”.

Dar reconocimiento a las entidades que fomentan la movilidad eléctrica y apuestan por un futuro mejor es el objetivo principal que tiene la Acreditación de Flota Ecológica. Y es que quien cuenta con este distintivo no solo tiene una pegatina en su vehículo que indica que se trata de una empresa eco-responsable, sino que también tiene todo el soporte de AEGFA a la hora de gestionar su flota.

Minimizar es ganar

Más allá de la apuesta firme de algunas empresas por la movilidad eléctrica y sostenible, también está la apuesta de las compañías y entidades públicas por el desplazamiento eficaz y rentable, es decir, movilidad eléctrica a dos ruedas (ver: El vehículo eléctrico como oportunidad de negocio: ideas de éxito). Las empresas ya no solo piensan en desplazarse de una manera sostenible a nivel contaminación, sino que también quieren que sea sostenible a nivel beneficios y gastos. Es por eso que el sector de las dos ruedas está en pleno auge. Poderse mover con más agilidad y, además, hacerlo sin contaminar y reduciendo la inversión en gasolina, son algunos de los puntos de valor añadido.

Las cifras hablan por sí solas

Entre enero y mayo de este año 2017, las ventas de motocicletas eléctricas han alcanzado las 1.099 unidades -según datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR)-, cifra que supone un incremento del 66% respecto el mismo período del año anterior.

El grupo Cooltra y, en concreto, su servicio de Motosharing eCooltra -que este año se llevó el premio a la Iniciativa Empresarial por una Flota Ecológica, que concede AEGFA-, es uno de los principales responsables del incremento que ha tenido el sector de las dos ruedas a nivel eléctrico. Y es que un 85% de las matriculaciones de motocicletas eléctricas que ha habido en España los primeros meses de este año, corresponde a vehículos del grupo Cooltra.

Cooltra, líder

Actualmente Cooltra cuenta con más de 2.000 motocicletas eléctricas entre su servicio de motosharing y de alquileres a particulares y empresas. La compañía, liderada por Timo Buetefisch, tiene muy claro que el futuro pasa por la sostenibilidad y el vehículo eléctrico.

Hace unos años no nos imaginábamos un restaurante en el que no se pudiera fumar y ahora no concebimos uno en el que sí se pueda. Lo mismo ocurrirá en un futuro con los vehículos: nos parecerá increíble pensar que hubo un momento en el que echaban humo y contaminaban”, asegura Buetefisch.

Cooltra trabaja constantemente con esa premisa y es por eso que sus servicios son eco-sostenibles 360º: las motocicletas son eléctricas, las furgonetas que usa el equipo también y la electricidad con la que se cargan proviene de fuentes sostenibles gracias a HolaLuz.

motos electricas

 

Pin It on Pinterest

Share This