Muchos de vosotros coincidiréis en que la segunda cosa más importante de un negocio es el vehículo. Cuando se están dando los primeros pasos para que la empresa vaya a flote se necesitan muchas horas en la moto, decenas de visitas de puerta en puerta y bastantes kilómetros tras la espalda. Al principio el uso de una moto o un coche no puede generar gran problema, se usa uno particular y listo. Pero… ¿y cuándo el negocio empieza a prosperar hasta el punto de poder contratar comerciales? En ese momento empiezan las dudas sobre qué hacer con la moto.

La idea más simple es contratar gente que tenga vehículo propio. ¿Y si el comercial perfecto para vuestra empresa no lo tiene? Entonces no queda otra que buscar alternativas sobre qué hacer para tener un coche de empresa que puedan usar los trabajadores. Comprar un coche nuevo puede resultar un gasto elevado de capital porque no solo hablamos de un automóvil, hay que contar con su seguro de accidentes, las reparaciones, el impuesto de circulación y un largo etc. ¿Es realmente rentable comprar un coche de empresa? Evidentemente si se calcula el renting y se compara con los gastos que puede generar un coche propio, este último puede resultar mucho más caro de mantener tanto a corto como a largo plazo, sobre todo si el coche está pensado para que lo usen varias personas durante el horario laboral. Y además tenemos que plantearnos los beneficios de calcular renting aplicado a otro tipo de vehículo, uno más útil y eficaz como pueden ser las motos.

 

Descárgate la guía gratuita: ¿Cómo leer la letra pequeña del contrato de renting?

 

Pasos previos antes de calcular un renting

Es difícil calcular la cuota mensual de un vehículo con renting. Hay muchos factores que tienen que tenerse en cuenta y que pueden elevar o reducir el coste. El primer factor a valorar es el modelo. Como es evidente, si buscamos alquilar una moto de lujo, el renting mensual será un poco más alto que si optamos por un modelo más comedido en características y diseño. Por lo tanto, lo primero que nos debemos plantear es el tipo de moto que necesitamos para nuestra empresa.

No es lo mismo el trabajo de comercial que va puerta por puerta con un catálogo con sus productos que uno que lleva directamente alguna de sus muestras. Por eso podemos tener unas u otras necesidades para los empleados que trabajen en la compañía. Y de una manera directa este factor influirá en que seleccionemos un modelo de moto en renting u otro, buscando específicamente aquellas que puedan venirles bien a los empleados en su día a día con el objetivo de desplazarse rápidamente entre sus distintos destinos. La buena noticia es que lo habitual es que existan una gran cantidad de tipos de vehículo entre los que elegir, por lo que cualquier empresa tiene la oportunidad de encontrar el modelo que mejor encaje en sus características ideales. Se puede personalizar el modelo, la marca y las características principales de cada vehículo.

 

Cuidado con los extras

Tal y como ocurre cuando compramos una moto de primera mano, los extras que añadamos al modelo provocarán que el coste del renting aumente. Normalmente para nuestros empleados siempre queremos absolutamente lo mejor, pero hay veces en las que podemos ajustar la búsqueda bajo unas características específicas. Con el renting nos beneficiamos de de una amplia variedad de motos con rasgos muy personalizables, tanto en diseño, marca, características y en la manera de conducirse cada una de ellas. La modificación del precio del renting variará mucho en base a este factor.

calcular renting

 

Escoge bien la duración del contrato

El renting se basa, básicamente, en alquilar un vehículo durante un periodo determinado de tiempo que aporta un gran margen de flexibilidad para que se puedan aprovechar en los tramos en los que resulten necesarios. La variación del tiempo de renting puede llegar a incidir de forma directa sobre el coste del servicio, sobre todo dependiendo del tipo de contrato que se gestione con la empresa de renting.

Antes de finalizar la elección de un modelo específico en el renting también hay que asegurarse de que proporciona todo lo que necesita la empresa y las necesidades de los trabajadores. Y para evitar sorpresas siempre hay que buscar servicios en los que la cancelación sea gratuita, por si llegara a producirse algún tipo de altercado.

 

renting y leasing

Pin It on Pinterest

Share This
Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!

Descárgate la guía

Descárgate la guía

Te enviaremos un enlace para la descarga del archivo

You have Successfully Subscribed!