Como quizá sepas, no hay un solo sistema de distribución de productos, sino varios: sistema de distribución selectiva, intensiva, exclusiva… Cada uno de ellos tiene una serie de características propias y peculiares que, muchas veces, se traducen en ventajas e inconvenientes para nuestra empresa. Entonces ¿Qué sistema de distribución tenemos que elegir? Esa es la pregunta que vamos a intentar contestar hoy aquí, en el blog del ahorro económico y la productividad para empresas de Cooltra.

 

Descárgate la guía gratuita: Beneficios del alquiler de motos eléctricas

 

Qué es un sistema de distribución de productos

Podríamos definir sistema de distribución de productos como aquel conjunto de intermediarios que intervienen en el proceso de envío de productos y servicios desde el punto de fabricación hasta el domicilio del consumidor o cliente.

Para poder elegir el sistema de distribución de productos que mejor se adapte a las posibilidades de nuestra empresa y a las expectativas y deseos de nuestro cliente final, tenemos que fijarnos en las características propias de nuestra empresa: el tipo de producto o servicio que pretende comercializar, su ubicación geográfica, el tipo de clientes a los que tiene que hacer llegar los productos de venta, los objetivos económicos y de crecimiento presente y futuro de la empresa productora, etc.

Los sistemas de distribución de productos se pueden clasificar de formas muy diversas, nosotros hemos elegido una de las clasificaciones más tradicionales, la que se basa en el número de intermediarios que intervienen en el proceso de distribución.

Desde este punto de vista, podemos distinguir tres tipos de sistema de distribución:

  • Selectiva.
  • Intensiva.
  • Exclusiva.

 

Sistema de distribución selectivo

Sistema de distribución caracterizado por tener el menor número de intermediarios posibles entre la empresa y sus clientes. Un ejemplo de este tipo de distribución sería el delivery por outsourcing: un supermercado que contrata a una empresa de reparto externa para que lleve la compra a sus clientes.

 

Sistema de distribución intensivo

El objetivo de este tipo de sistema de distribución es llevar la mayor cantidad posible de productos y mercancías al más amplio grupo de clientes que sea posible. Es un sistema que utilizan habitualmente las grandes compañías multinacionales con sedes e intereses comerciales en todo el mundo. Como es lógico, en el sistema de distribución intensiva aparece un gran número de intermediarios entre la empresa fabricante y el consumidor final: tiendas  minoristas o franquicias, empresas de reparto nacional y multinacional, vendedores directos, etc.

 

Sistema de distribución exclusivo

Un sistema de distribución que últimamente está encontrando su hueco en el mercado es el llamado exclusivo. Este sistema utiliza el poder o influencia de una gran marca para convertir a los productos que fabrica en exclusivos, de alta calidad y dirigidos a un consumidor muy determinado. En el sistema de distribución exclusiva existe un único intermediario entre el fabricante y el consumidor final, un distribuidor exclusivo que sirve de enlace entre nuestra empresa y sus clientes finales.

 

¿Qué sistema de distribución elegir?

Lógicamente, cuanto más amplio sea el mercado al que lleguen los productos y servicios de nuestra empresa, mejores serán las ventas y mayor será la productividad. En contraposición, confiar la imagen de marca de nuestra empresa a un conjunto amplio de intermediarios supone ceder en parte el control de esa imagen y asumir los posibles problemas que puedan surgir por errores de concepto, manipulación de precios, etc.

Selectivo, intensivo o exclusivo. ¿Cuál es el sistema de distribución que mejor se ajusta a las particularidades de nuestro negocio? Para una Pyme quizá la clave sea comenzar por el sistema más sencillo, el sistema exclusivo y cuando hayamos abierto mercado, avanzar hacia otro sistema de distribución en el que aparezcan más intermediarios entre producto y cliente.

 

Elegir el sistema de distribución más adecuado para nuestro negocio es clave para mejorar la productividad de nuestra organización. ¿Quieres conocer más claves para mejorar la productividad en tu empresa? Pulsa aquí y descarga nuestro ebook gratuitoOptimización de recursos: prácticas para mejorar la productividad del equipo humano”.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This