Si necesitas un vehículo para tu empresa, tan práctico y ágil como una moto,  entonces ha llegado la hora de plantearse un salto evolutivo en tu negocio. Actualmente, se puede acceder a una moto eléctrica barata, de bajo consumo, alta autonomía y prestaciones similares a las motos tradicionales.

Buscar alguna opción para una moto eléctrica barata no es sólo una buena decisión en términos económicos (como veremos), sino que, al mismo tiempo, contribuyes al medio ambiente con una menor contaminación acústica y ausencia de emisiones de carbono. La apuesta por una movilidad más sostenible es un hecho constatable en las grandes ciudades y se está potenciando para mejorar la habitabilidad en las mismas. Es un movimiento firme, decidido y cada vez más extendido. Por ello, es una excelente estrategia anticiparse a él y estar preparado.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

Las razones para apostar por una moto eléctrica 

Para empezar a valorar la decisión, las dudas más frecuentes que pueden surgir se basan en la potencia, el peso que puede transportar o las recargas de la batería. Son aspectos que, en los nuevos modelos, muy avanzados, no suponen ningún problema y no deben ser motivo de preocupación.

El principal problema para conseguir una moto eléctrica asequible es el precio. Actualmente se sitúa por encima del de sus competidores con motor de explosión, aunque cada vez más se están igualando (gracias a los avances tecnológicos en las baterías). Sin embargo, a pesar de esto, hay dos vías muy importantes que compensan esta desventaja.

  • Su consumo es muy bajo, en relación a la gasolina. Depende del modelo y la potencia del motor pero para podemos hablar de que una recarga para 100 km sale en menos de 0,50 céntimos. Calcula lo que gastas de más al pasar por la gasolinera. Además al tener un motor más sencillo su mantenimiento es más económico, y son menos proclives a las averías.
  • Podemos acudir a un servicio de renting o leasing, con la ventaja de tener que pagar sólo una cantidad fija al mes y despreocuparnos del resto.

 

Más ventajas para elegir alguna opción de moto eléctrica barata

Al tratarse de un medio de transporte relativamente nuevo, es normal que se tengan dudas sobre el funcionamiento, mantenimiento, uso o normativa aplicable a las motos eléctricas:

Estas son algunas claves que te pueden ser útiles:

  • Funcionamiento: ágil y seguro. Incluso más cómodo, al no tener marchas.
  • Baterías: Las últimas novedades de ion-litio son muy eficientes. Se suelen recargar al recorrer entre 70 y 120 km, y admiten entre 1.000 y 2.000 cargas (más de 70.000 km). Un enchufe de conexión normal, como el doméstico, es suficiente para la recarga.
  • Motor: No necesita ningún mantenimiento concreto y presenta menos riesgo de averías. Un motor de explosión es mucho menos eficiente debido al ciclo termodinámico, que provoca pérdidas de energía y mayor desgaste. El motor eléctrico tiene una eficiencia muy alta.
  • Normativa: prácticamente en todo es similar a las motos de gasolina. Si la potencia nominal del motor no supera los 4000w y la velocidad máxima es, como mucho, de 45 Km/h, estos vehículos se incluyen en la categoría de ciclomotores, sino serían motos. El seguro obligatorio también suele ser más barato.
  • Impuestos: están exentas del impuesto de matriculación. El de circulación depende de cada ayuntamiento, pero en muchos casos hay bonificaciones.

El desarrollo de baterías más ligeras y con una mayor autonomía, unido a la creación de una red con puntos de recarga en lugares públicos, son clave a la hora de potenciar estos vehículos eléctricos, que sin duda, juegan un papel fundamental en el futuro de la movilidad sostenible.




¿Quieres obtener una semana de prueba de nuestras motos de forma gratuita? HAZ CLICK AQUÍ

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This