No es fácil encontrar recursos humanos cualificados y que permanezcan motivados. El talento en los profesionales es un recurso escaso, que hay que saber buscar, captar y retener. Son los colaboradores con más potencial y los que garantizan a las organizaciones las mayores ventajas competitivas para ser rentables.

En este sentido, el “Informe Internacional de Tendencias en Recursos Humanos 2015”, realizado por la empresa Randstad, dio a conocer que los tres desafíos más importantes en las organizaciones españolas durante el pasado año fueron: aumentar el rendimiento y la productividad, conservar a los profesionales más productivos y atraer talento.

La economía digital es el sector con mayor trascendencia en el futuro  y en el que más talento se está generando. Durante la mesa redonda, sobre las nuevas oportunidades profesionales que esta tendencia está suscitando, celebrada recientemente en la sede de MBIT –School Madrid Business Intelligence Technology-, se expuso que las nuevas tecnologías están transformando todas las profesiones y departamentos, así como, la relación cada vez más directa entre talento y tecnología.

En el informe de Randstad también se destaca que las demandas que más han aumentado en los últimos años son las relativas a los profesionales que aportan habilidades multidisciplinares. Las empresas están muy interesadas en la incorporación  de trabajadores capaces de asumir distintas funciones, resolver conflictos de manera más rápida y adaptarse más eficazmente a los cambios

 

Descárgate la guía gratuita: DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN

 

Claves para retener el talento.

Lo principal es diseñar, implantar y llevar a cabo una buena estrategia de retención de talento. No es una tarea sencilla pero merece la pena. Quizá muchas empresas puedan pensar que todo se basa en ofrecer una alta remuneración y que las compañías pequeñas no pueden competir con las grandes en ese sentido. Pero, no todo es así, hay más aspectos determinantes como estos:

  • El primer objetivo fundamental es alinear el talento con la filosofía y objetivos de la empresa. Según la actividad y el tipo de clientes que tengamos, necesitaremos que el talento se exprese de una manera u otra. La comunicación es esencial desde el primer momento para establecer una relación de confianza, y con estabilidad de futuro, con el trabajador que más nos interesa.
  • El segundo es promover un buen ambiente laboral. El espacio de trabajo debe ser cómodo, ergonómico y bien iluminado. Los primeros días son decisivos para que una persona nueva se haga una imagen de nuestra empresa. Hay que interesarse por los trabajadores, escucharles y tratar de facilitar el desarrollo de su función Las pequeñas sugerencias pueden ser el mejor camino para un gran cambio. Al mismo tiempo, debemos favorecer también la comunicación y la labor colaborativa entre los trabajadores, haciendo lo necesario para evitar conflictos.
  • No se debe olvidar que el talento busca siempre nuevas motivaciones y retos. Es vital ofrecer posibilidades de desarrollo profesional. Esto implica tener siempre en mente proyectos de desarrollo, crecimiento y búsqueda de nuevos horizontes. Esto generará mejores expectativas de futuro y alentará el potencial de nuestros mejores profesionales. Los proyectos y estrategias de expansión encajan muy bien con los planes de crecimiento profesional y, por lo tanto, ayudan a retener el talento.
  • Por último, y quizá lo más importante, una de las claves es la conciliación de la vida laboral y personal. Es uno de las condiciones que más agradecen los trabajadores. Es un aspecto muy importante y hay opciones muy viables como el teletrabajo. La era digital permite realizar muchos trabajos desde cualquier lugar y ofrece incluso varias ventajas importantes: poder tener oficinas más pequeñas, ahorrar en equipos informáticos y aprovechar mejor el tiempo de trabajo evitando los desplazamientos a los centros de trabajo.

En resumen, la empresa debe tener la intención y la intuición para adaptarse a las necesidades reales de los trabajadores. Los recursos humanos son el pilar más importantes para el futuro de las organizaciones empresariales, especialmente aquellos profesionales que garantizan mejores soluciones y más capacidades competitivas.

 

COMUNICACIÓN

Pin It on Pinterest

Share This