Una de las reglas de oro al contratar un servicio es informarse de todas las cláusulas y, sobre todo, leer la letra pequeña. En muchas ocasiones existen pequeños malos entendidos por culpa del error básico de no invertir un poco de tiempo en informarse de todos los servicios que van ligados al contrato que estamos a punto de firmar.

Y eso ocurre también con los coches de renting, los cuales tienen opción a compra aunque muchos de sus usuarios no son realmente conscientes de esa característica hasta que han acabado el contrato. Y todo por el mero hecho de que el renting es un alquiler a largo plazo que en un principio no está pensado para que tenga opción a compra, cosa que no pasa en leasing. Esto hace que una vez finalice el contrato de renting siempre se sopese la opción de alargar el contrato o cambiar de coche, pero rara vez se tiene en cuenta la opción de comprarlo.

 

Descárgate la guía gratuita: ¿Cómo leer la letra pequeña del contrato de renting?

 

¿Merece la pena comprarlo?

Muchos son reacios a la idea de comprar un vehículo que ha sido alquilado repetidas veces. Algo que está fuera de lugar cuando hablamos de renting o leasing, ya que los coches que están sometidos a este tipo de contratos tienen la total seguridad de funcionar correctamente a la vez que tienen un punto a su favor: la confianza. Al ser alquileres longevos, la empresa contratante sabe a qué uso ha estado sometido el vehículo, porque precisamente son ellos mismos los que han utilizado el coche durante todo ese tiempo, sin pasar de mano en mano y sin someterlo a mucho más trabajo de lo que es capaz de soportar.

Debido a esto los coches de renting en venta son un valor seguro porque es fácil saber el uso al que han sido sometidos y, por tanto, es fácil encontrar señales de si ha sido maltratado o si, básicamente, cubre nuestras necesidades y cumple con todos los requisitos que buscamos.

 

Beneficios de este tipo de servicios

Conocer el pasado del coche es un punto más que favorable a la hora de decidir si merece la pena pagar la diferencia entre las cuotas abonadas y el precio final. ¿Pero realmente ese es su único beneficio? ¡Para nada! A diferencia de comprar un coche a terceros, hacerse con la propiedad de coches de renting a la venta significa que están sometidos a garantías. Así podremos disfrutar de la tranquilidad de poder reparar cualquier avería que presente el coche durante el periodo de tiempo que dura su garantía, la cual suele ser por lo general como mínimo de un año.

Las cuotas pueden parecer elevadas según los extras que se contraten pero pensad que dentro de esa cuota entra el seguro, las revisiones, arreglos y un pequeño porcentaje que sirve para pagar el coche, haciendo que al finalizar el contrato de renting prácticamente se haya pagado la mitad del valor del coche.

 

Saber qué estamos comprando, un valor seguro

Dicen que mejor malo conocido que bueno por conocer. En este caso usamos este refrán por el simple hecho de que al ser un vehículo que ha estado durante un largo periodo de tiempo en las mismas manos ya lo conocemos bien. Cada uno cuida un automóvil de la mejor forma y le da el kilometraje que estipula en su contrato. Esto lleva a que no haya mucha dificultad de cara a conocer el uso que se le ha dado y si el coche está deteriorado. Al ser renting siempre se sabe al 100% que el coche está en las más perfectas condiciones debido a sus revisiones periódicas.

Acceder a la compra de un coche de renting es una opción que pocos tienen en cuenta pero que a la hora de la verdad es algo muy positivo por el simple hecho de que durante el tiempo en que ha durado el alquiler hemos podido disfrutar de sus prestaciones y características. Por lo tanto, hemos comprobado que el vehículo merece mucho la pena y hemos podido ver si encaja en nuestras necesidades. Estar seguros de que el vehículo es lo que buscamos es una señal de que es una herramienta que encaja a la perfección con nuestra visión de negocio, consiguiendo qu resulte una pieza clave para llevar a cabo nuestra actividad comercial.

 

renting y leasing

Pin It on Pinterest

Share This