Ya se puede demostrar que el impacto del diseño biofílico en el lugar de trabajo mejora el rendimiento y reduce el absentismo laboral. Dicho de otro modo, un toque de naturaleza en la entorno de trabajo mejora la productividad.

Así lo recoge el estudio: Human Spaces: El impacto mundial del diseño biofílico en el lugar de trabajo, llevado a cabo por la Universidad de Lancaster. Según este informe, los empleados que trabajan en oficinas que incorporan elementos naturales son un 6% más productivos y un 15% más creativos que el resto. Esto se debe, sobre todo, a que aumenta la sensación de bienestar si el entorno en el que se trabaja se intenta integrar en la naturaleza.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

Para elaborar el estudio, se realizaron encuestas a 7.600 trabajadores de 16 países, entre ellos España, de los cinco continentes. Una de las conclusiones es que, a pesar de la importancia de este factor, en pocos lugares se logra. De los resultados obtenidos podemos destacar estos:

  • Un 42% de los encuestados afirmó tener plantas vivas en la oficina,
  • Un 47% asegura no tener luz natural.
  • El 67% dijo “sentirse feliz” al entrar en ambientes de trabajo iluminados con toques de color verde, amarillo o azul.
  • Una tercera parte afirmó que el diseño de una oficina afectaría a su decisión de trabajar o no para una empresa.

El concepto de biofilia hace referencia a la relación innata de los seres humanos con la naturaleza, que nos hace buscarla continuamente.  Es algo evolutivo,  producto de la selección natural, y actúa en especies inteligentes cuya supervivencia depende de la conexión con el ambiente y de la apreciación práctica de las plantas y de los animales.

Dentro de un entorno urbano, incorporar elementos que permitan una conexión más directa con la naturaleza puede ayudar a la recuperación mental, facilita el descanso y contribuye a generar mayor sensación de bienestar.

 

Un nuevo modelo de oficina

Los espacios de trabajo de nuevo diseño tratan de dar un nuevo enfoque al interior y la arquitectura de las oficinas. La tendencia actual es crear zonas que puedan ser una extensión del hogar.

Los cinco elementos que los trabajadores desearían más en su entorno de trabajo serían, por orden: luz natural, plantas, tranquilidad, vistas al mar y colores vivos. Resulta curioso que, siendo España uno de los países con más horas de luz natural en Europa, sea el que menos incorpora este elemento en sus oficinas.

Estos son algunos consejos para crear ambientes más naturales:

  • La luz natural. Dentro de lo que sea posible, se pueden rediseñar los lugares de trabajo para buscar más luz natural. Es muy beneficiosa para la salud y se ahorra en la factura eléctrica.
  • Las plantas. Crean sensación de bienestar y oxigenan el ambiente. No basta con colocar unas plantas de cualquier manera sino que éstas deben estar adaptadas al ambiente donde van a vivir. Además requieren dedicar un tiempo para su cuidado.
  • Minimizar químicos y ruidos. Los ambientadores o productos de limpieza pueden ser muy agresivos. Es mejor promover la ventilación natural o ambientadores ecológicos. Al tiempo, evitar la contaminación acústica innecesaria.
  • Temperatura ideal. Debe situarse entre los 22 y 26º. No se debe abusar del aire acondicionado ni de la calefacción. Pueden crear malestar, afecciones respiratorias o dolor de cabeza en algunos trabajadores.
  • Simular entornos naturales. Con colores adecuados o imitando texturas orgánicas. Ya hay propuestas, en oficinas de nueva construcción, para el diseño de columnas o vigas que imitan árboles o rocas.

Como mínimo, puede bastar simplemente con crear entornos limpios y ordenados, con menos ruidos y con puestos de trabajo amplios y ergonómicos para favorecer mucho la mejora de la productividad.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This