A finales del año pasado se aprobaba una ley que previsiblemente debería impulsar y promover el llamado transporte sostenible, el uso de energías alternativas a los combustibles tradicionales, la puesta en marcha de más estaciones de recarga para motos y coches eléctricos, la previsión de ayudas económicas estatales para la compra de vehículos eléctricos, etc. Hablamos del Real Decreto (RD 1078/2015 del 27 de noviembre). El RD pone en marcha un programa estatal llamado “Plan MOVEA“, una abreviatura del título más largo “Plan de Impulso a la Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas” y un sucesor de los anteriores planes MOVELE y PIMA AIRE que no obtuvieron los frutos que se plantearon cuando se diseñaron.

Desde el punto de vista del ahorro económico para empresas, en el Plan MOVEA destaca el apartado de ayudas económicas para comprar o alquilar vehículos eléctricos nuevos o de segunda mano que no hayan cumplido los seis meses. Para poder percibir una ayuda económica, los vehículos que vayamos a comprar o a alquilar tiene que utilizar como combustible: 

  • La electricidad
  • El gas licuado del petróleo (GLP/Autogás)
  • El gas natural comprimido (GNC) o licuado (GNL)
  • Pilas de combustible de hidrógeno.

También podremos solicitar ayudas económicas para comprar motos eléctricas o eco bicicletas (bicis con motor eléctrico que ayudan a pedalear). Como las ayudas están destinadas a promover el uso de medios de transporte sostenible, no podremos solicitarlas si queremos comprar o alquilar vehículos que utilicen gasolina, diésel, gasóleo, etc. 

El Plan MOVEA cuenta con un presupuesto de algo más de 16,5 millones de euros y la cuantía de cada ayuda que se conceda dependerá de diferentes variables como el tipo de vehículo – moto, coche, autobús, eco bicicleta, etc.), el tipo de motor que lleve (eléctrico o mixto), la clase de combustible que utilice, etc. Por ejemplo, la adquisición de eco bicicletas o e-bike pueden recibir una ayuda máxima de 200 euros, la compra de autobuses eléctricos se bonifica con hasta 20.000 euros, etc. 

Una novedad de este plan es que por primera vez se subvencionará parte de la instalación de los llamados puntos de recarga siempre y cuando se ubiquen en zonas de fácil acceso y cumplan una serie de requisitos. Esta medida es interesante para los actuales usuarios de coches y motos eléctricas que llevamos años solicitando más estaciones de recarga en España.

 

 

Los objetivos de estas nuevas ayudas para la movilidad sostenible.

Tal y como se ha señalado, en la presentación de este Plan, la finalidad de estas ayudas es fomentar el desarrollo de una movilidad más sostenible a través de energías alternativas. Estas energías contribuyen a la mejora del sector del transporte, de la eficiencia energética, de la reducción de emisiones y del respeto al medioambiente. Al tiempo que se persigue una menor dependencia energética del exterior y del petróleo en nuestro país.

Hemos de confiar que este Plan cumpla sus expectativas, porque los objetivos que persigue son una necesidad fundamental para el futuro de las ciudades. Cada vez la sociedad demanda más entornos urbanos con una mejor calidad del aire y menos ruidosos. La reducción de los niveles de carbono ayudará a combatir muchas enfermedades asociadas a la contaminación ambiental siendo, sin duda, una necesidad de salud pública. Por supuesto, también se enmarca en la lucha general en contra del calentamiento global.  

Los ciudadanos tienen la necesidad de moverse y también tienen el derecho a que se establezcan las condiciones necesarias para que el espacio urbano sea apto y equitativo para la movilidad interna de todos. En las últimas décadas el desarrollo cada vez mayor de las grandes ciudades y el uso mayoritario del transporte privado, muy contaminante, ha creado grandes problemas de salubridad en las ciudades:

  • Ruido.
  • Contaminación.
  • Enfermedades asociadas a la calidad del aire.
  • Atascos crónicos y pérdida de horas productivas.
  • Despilfarro energético.

Todas estas son cuestiones que suponen un reto para las ciudades. Está claro que la forma de moverse o de acceder a ellas, debe cambiar. El derecho a la movilidad debe estar garantizado pero debe ser compatible con un nivel de vida adecuado.

 

Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This