Casi todos los adultos hemos firmado alguna vez un contrato de compraventa por el que, a cambio de un dinero, hemos adquirido un electrodoméstico, un coche, una moto eléctrica, un piso…. Estamos tan acostumbrados a firmar un contrato de compraventa que prácticamente no leemos la letra pequeña o no tenemos en cuenta ciertas características de este tipo de contrato que pueden ponerse en nuestra contra si surge algún problema en la transacción. Estos problemas se complican si, además, el contrato de compraventa es firmado entre particulares y si lo que se está vendiendo es un coche o una moto, dos de los productos más típicos de las ventas de segunda mano. Así que hoy en nuestro blog vamos a analizar bien las características fundamentales del contrato de compraventa para evitar problemas innecesarios en un futuro.

 

Descárgate la guía gratuita: CONTRATACIÓN INTELIGENTE

 

El contrato de compraventa según el Código Civil.  

Según el Código Civil, un contrato de compraventa sería un tipo de contrato en la que aparecen dos figuras, el comprador y el vendedor. Según ese contrato, el vendedor se compromete mediante su firma a entregar al comprador una “cosa” a cambio de una cierta cantidad de dinero. Lógicamente, al firmar el contrato de compraventa, el comprador se compromete a adquirir esa “cosa” abonando la cantidad de dinero acordada previamente con el vendedor. Esta es la definición que podemos extraer del Código Civil, pero esta definición varía cuando consultamos el Código de Comercio (las normas del Derecho Mercantil) algo que debemos hacer a menudo si es nuestra empresa la que va a firmar ese contrato de compraventa.

 

El contrato de compraventa según el Código de Comercio. 

El Código Mercantil acota el término “cosa” que aparece en el Código Civil y señala que solo pueden ser objeto del contrato de compraventa los bienes muebles y, en casos excepcionales, bienes inmuebles siempre y cuando se adquieran para su reventa.

Pero, además, esas normas de Derecho Mercantil marcan que esos bienes muebles que se están vendiendo no podrán ser disfrutados directamente por el comprador, sino que este los adquiere para revenderlos a su vez y, de esta forma, conseguir un cierto beneficio con la operación.

El Código de Comercio señala algunas excepciones a estas premisas fundamentales que convierten a un contrato de compraventa general en un contrato de compraventa mercantil:

  • Las ventas que hacen los agricultores, los granjeros o los ganaderos de los productos que obtienen de su trabajo.
  • Las ventas de productos artesanales siempre y cuando sea el propio artesano el que produzca y comercialice el bien objeto del contrato de compraventa.

 

El contrato de compraventa de vehículos. 

La crisis económica ha propiciado que crezcan las estafas en la venta de vehículos sobre todo entre particulares. Así que antes de firmar un contrato de compraventa de vehículos asegúrate  no solo de que aparezca claramente señalado el precio del vehículo, sino que también aparece completa la siguiente información:

  • Si adquieres tu vehículo a una empresa, debe aparecer su nombre comercial, su dirección, teléfonos de contacto y datos fiscales. También deben aparecer los datos completos de la persona que está representando en ese acto a la empresa vendedora y que va a firmar el contrato de compraventa.
  • Si adquieres tu vehículo a un particular, asegúrate de que aparecen todos sus datos personales (nombre y apellidos), pero también el número de su Documento Nacional de Identidad y su domicilio actual.
  • En el contrato de compraventa deben consignarse tanto la marca y el modelo del vehículo (coche, moto, furgoneta, camión…), como la matrícula, el número del bastidor y el número de kilómetros que tiene el vehículo en el momento de la firma del contrato de compraventa.

 

¿Has tenido algún problema al firmar un contrato de compraventa de vehículos? Comparte tus impresiones aquí, en el blog de Cooltra.

 

CONTRATACIÓN

Pin It on Pinterest

Share This