Tipos de gasolina hay muchos, pero ¿qué gasolina es la más adecuada para nuestro coche, furgoneta o moto? ¿En qué tenemos que fijarnos cuando vamos a la gasolinera? ¿Sólo en el precio? Hoy en el blog del ahorro económico y la productividad para empresas vamos a aprender algunas de las claves más importantes sobre la gasolina que, quizá, nos ayuden a optimizar ese desembolso económico semanal que podríamos ahorrar alquilando una moto eléctrica a corto o largo plazo.

 

Descárgate la guía gratuita: Beneficios del alquiler de motos eléctricas

 

Tipos de gasolina: el carburante

Lo primero que tenemos que tener claro cuando hablamos de gasolina es que se trata de un carburante, es decir, de una mezcla de hidrocarburos que se extraen del petróleo y que sirven para hacer funcionar un motor. La definición es tan simple como parece, pero es la clave para entender la siguiente cuestión importante sobre los diferentes tipos de gasolina: el octanaje.

 

Tipos de gasolina: el octano y el octanaje

Gasolina 90, gasolina 95, gasolina 98… Cuando hablamos de octanaje en un combustible nos referimos al número de octanos presente en esa mezcla de hidrocarburos. Pero, ¿qué es un octano? ¿Y el octanaje?:

  • Un octano es un tipo de hidrocarburo que contiene 8 átomos de carbono.
  • El octanaje es una escala que sirve para medir la capacidad antidetonante que tiene un combustible o un carburante x, en este caso la gasolina.

Explicado de forma extremadamente simple y nada técnica, podríamos decir que la capacidad antidetonante de una gasolina determina la potencia a la que el combustible detonará para poner en marcha el motor del coche o de la moto. Cuanto mayor sea el octanaje de la gasolina más suavemente comenzará la ignición y, además, menos desgaste sufrirá el motor del vehículo.

 

Tipos de gasolina: las gasolinas con plomo

Si tienes más de 40 años, quizá recuerdes que hasta los años 80 los coches y las motos en España repostaban gasolina de 85 octanos. Poco a poco iría entrando en las estaciones de servicio de aquella época la gasolina de 91 octanos, mucho más conocida por un nombre que seguro que te suena: la gasolina súper.

Los tipos de gasolina de aquel entonces contenían plomo, un metal que no desaparecería de las gasolineras hasta el año 1989 del siglo pasado. Aquí y en toda Europa, la década de los 90 marcó un antes y un después en cuanto a investigación y desarrollo de los tipos de gasolina que ahora encontramos en el mercado: la gasolina sin plomo de 95 octanos, de 97, etc.

¿Cuál de esos tipos de gasolina mueven la mayoría de los vehículos que ruedan actualmente por las carreteras de nuestro país? La conocida gasolina 95.

 

Tipos de gasolina: la gasolina 95

Llenar el depósito con gasolina de 95 octanos es el gesto más común entre los conductores y motociclistas europeos. La gasolina de 95 es menos densa que otros tipos de gasolina lo que hace que sea más ligera pero, además tiene otra serie de ventajas bastante interesantes para el  bolsillo del consumidor final:

  • Es menos agresiva para las partes vitales del motor de los vehículos por lo que alarga el tiempo de vida del coche o de la moto.
  • Es un combustible que pasa por un complejo proceso de refinado lo que evita que entren impurezas al motor.
  • Contiene menos azufre que otros tipos de gasolina lo que minimiza el daño que provocan en el medio ambiente los medios de transporte que utilizan gasolina para circular. En este punto hay que señalar que, según algunos fabricantes de vehículos, la gasolina de 97 octanos tiene aún menos azufre que la gasolina de 95 lo que la convertiría en uno de los tipos de gasolina más recomendables desde el punto de vista de la movilidad sostenible.

 

 

¿Quieres ahorrar en gasolina de verdad? Prueba durante una semana las motos eléctricas de Cooltra completamente gratis pulsando aquí


Descárgate la guía gratuita: OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

Pin It on Pinterest

Share This